Fernando Alonso, resignado tras su resultado en el Gran Premio de Corea

«La situación no va a cambiar de la noche al día», dijo tras acabar sexto


Fernando Alonso admitió que sus posibilidades de ganar el Mundial de Fórmula 1 2013 son muy reducidas y volvió a criticar los neumáticos de Pirelli, a pesar de que dio por zanjada la polémica con el fabricante italiano. «La situación no va a cambiar de la noche al día», dijo Alonso después de finalizar sexto el Gran Premio de Corea del Sur y quedar a 77 puntos del alemán Sebastian Vettel en la clasificación.

«Esperamos volver en Suzuka a nuestra posición habitual», añadió de cara al próximo Gran Premio, que se celebrará dentro de una semana en Japón. El piloto de Ferrari fue adelantado en las primeras curvas por el Sauber de Nico Hülkenberg y desde entonces no pudo con el alemán. «Por desgracia la previsión se confirmó, no teníamos ritmo en casi ninguna parte de la carrera. En la recta no podíamos con él y en las curvas degastábamos más los neumáticos». «Ha salido todo del revés, pero fue una media sorpresa. Ya lo sabíamos», reconoció Alonso. «Es bastante frustrante cuando vas un pelín más rápido que los Mercedes».

El español reveló que el director de deportes de motor de Pirelli, Paul Hembery, se disculpó por sus declaraciones en la BBC en las que arremetía contra Fernando Alonso por sus críticas a las ruedas. Y aunque volvió a censurar las gomas, Alonso aseguró que la distancia con Vettel en el Mundial no es por ese motivo. «Ninguna polémica, nosotros hablamos con hechos y ellos con palabras, son neumáticos que no duran una vuelta», dijo. «Pero cero problemas en cuanto a prestaciones, somos nosotros los que no nos hemos echo a los neumáticos del 2012. Es cosa nuestra la de mejorar».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Fernando Alonso, resignado tras su resultado en el Gran Premio de Corea