Víctor debutó en la portería del Oleiros y detuvo un penalti

m. dieste / j. m. jamardo RIBEIRA / LA VOZ

DEPORTES

CARMELA QUEIJEIRO

24 sep 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Fue un debut soñado. El portero del Oleiros jugaba su primer partido y fue llegar y besar el santo. Realizó un buen encuentro y cuando peor lo estaba pasando su equipo en A Trinidade ante el Furia, detuvo un penalti. Sus paradas ayudaron a los ribeirenses a ganar y seguir en lo más alto de la tabla clasificatoria que lideran en solitario con 12 puntos tras cuarto partidos jugados.

Queiruga-Dodro: 1-1. Goiris, 80 aficionados. Los visitantes se adelantaron en el minuto 60 pero Suso, de tiro cruzado, estableció el empate en el 70. El cancerbero local apenas pasó apuros y los sonenses fueron merecedores de los tres puntos al desaprovechar varias ocasiones de gol, según apuntaron desde el club. La lesión de varios delanteros redujo la pólvora del Queiruga y eso se notó a la hora de la definición.

Lesende-Sálvora: 3-1. Cabanetán. Alrededor de 100 espectadores. El único derbi comarcal de la jornada se lo llevó el conjunto lousamiano y eso que Berto adelantó a los de Santa Uxía en el minuto 15. Oliver empató en el 25. Monchiño en el 35 y Arián en el 40 le dieron la vuelta al tanteador. Los visitantes tuvieron más posesión pero el Lesende aprovechó las contras para quedarse con los tres puntos. El equipo de la Sirena llegó con muchas bajas a esta cita por lo que tuvo que echar mano de cuatro juveniles.