Kaká vuelve a ser «rossonero»

El Milán ha hecho oficial el regreso del atacante brasileño tras una operación de la que aún se desconocen cantidades


Ricardo Izecson «Kaká» se ha convertido en el nuevo jugador del AC Milán tras el acuerdo llegado entre el equipo italiano y el Real Madrid para que el brasileño vuelva al equipo que dejó en el verano del 2009 para incorporarse a las filas madridistas.

«Kaká estará hoy en Milán, y no harán falta muchas palabras, bastará un abrazo. Todo en nuestra casa volverá a ser como antes», rezó un comunicado en donde no se detallaron ni las cifras del traspaso ni las temporadas que firmará el jugador.

Tras las declaraciones del atacante brasileño en el pasado Teresa Herrera donde expuso que le gustaría salir y que esperaba que el club le ayudara a «buscar una solución a su salida», las negociaciones se precipitaron hasta terminar en este acuerdo que llega horas antes de que se acaba el período de traspasos.

«El club está hablando con mi padre. Ahora no puedo volver a Brasil. Hablé con Ancelotti, lo saben todos y todos están más o menos de acuerdo. Es lo mejor para mí y para el club», había concluido el jugador brasileño, tras lo que Adriano Galliani, presidente rossonero, viajó a Madrid para negociar la vuelta del jugador.

Así, Kaká emprende el viaje de vuelta que inició en julio de 2009 desde el equipo lombardo, en donde conquistó el Balón de Oro, y que le hizo llegar al Real Madrid tras un desembolso de 67 millones de euros. Sin embargo, el brasileño nunca llegó a brillar al nivel que lo hizo como 'rossonero'.

El paso de Kaká por el conjunto blanco ha estado marcado por sus continuos altibajos, tanto físicos como deportivos. El brasileño no ha terminado nunca de asentarse en el equipo titular, y sus continuas lesiones tampoco le permitieron mostrar su juego con regularidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Kaká vuelve a ser «rossonero»