El Bayern de Múnich suda para imponerse al Nuremberg

Guardiola dispuso un once muy ofensivo que tardó 69 minutos en desnivelar el marcador

Ribery celebra su gol con Guardiola
Ribery celebra su gol con Guardiola

El Bayern de Múnich tuvo que esforzarse para vencer 2-0 al Núremberg en el primer clásico de Baviera del entrenador Pep Guardiola, que sumó su tercera victoria en la Bundesliga. Franck Ribéry, de cabeza a los 69 minutos, y Arjen Robben, a los 78, fueron los autores del triunfo ante un Núremberg que se defendió con uñas y dientes en el Allianz Arena de Múnich y cerró los espacios durante gran parte del encuentro.

El Bayern de Múnich suma nueve de nueve puntos, pero está detrás del Borussia Dortmund y del Bayer Leverkusen por diferencia de goles. Festejó, además, el récord propio de 28 partidos seguidos invictos. Mientras, el Leverkusen doblegó por 4-2 al Borussia Mönchengladbach y escolta al Dortmund, que venció el viernes por 1-0 al Bremen. En cuarto lugar sigue el Mainz, ganador por 2-0 en casa ante el Wolfsburgo.

Tres días después del decepcionante 1-1 con el PAOK Saloniki en la fase clasificatoria de la Champions, el Schalke perdió en campo del Hannover por 2-1 y se quedó sin su capitán Benedikt Höwedes por tarjeta roja. El Hoffenheim y el Borussia Mönchengladbach empataron 3-3 en un duelo plagado de expulsiones.

Con el estreno como titulares de Thiago Alcántara y del ex astro del Dortmund Mario Götze en el mediocampo, los pupilos de Guardiola se apoderaron temprano del balón, pero no consiguieron filtrarse entre las compactas filas del Núremberg. Neutralizadas las bandas por el rival, el Bayern de Múnich no tuvo opciones antes del descanso. La única ocasión estuvo a cargo del Núremberg, a los 15 minutos, cuando Daniel Ginczek se desprendó en solitario hacia el arco de Manuel Neuer, estrellando el balón contra el travesaño.

Mientras, los futbolistas del Bayern parecían haber aprendido la sesión de pases cortos que les enseñó Guardiola: llevaban más de 300 en la primera media hora. La primera oportunidad para el Bayern llegó en el minuto 33, pero fue desaprovechada. Rafael Schäfer atajó un penalti de David Alaba sancionado erróneamente por el árbitro por una caída de Robben, en una jugada en la que el holandés llegó a tocar la pelota con la mano.

Tras el descanso, el Bayern de Múnich redobló los esfuerzos en busca de un hueco en la zaga rival. Y el gol llegó a través de Ribéry, que cabeceó un centro de David Alaba. Menos de diez minutos más tarde, Robben fue habilitado por Lahm y dejó en el camino a dos rivales para enviar el balón a las redes por entre las piernas del portero Schäfer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Bayern de Múnich suda para imponerse al Nuremberg