«Galicia es como imagino California hace cien años»

Icono mundial del surf femenino, regresa a Ferrolterra a final de mes para defender la corona de Pantín


El año pasado, con tan solo 21 años y tras superar a surfistas de la talla de Rebecca Woods, Sofía Mulanovich o Alana Blanchard, la estadounidense Sage Erickson se proclamó reina de la ya legendaria vigésima quinta edición del Pantín Classic. Propulsada por un físico portentoso y una sonrisa angelical, Erickson

retorna a Pantín reconvertida en una estrella mundial y decidida a defender con uñas y dientes una corona que siente muy suya.

-¿Qué impresión le dejó Galicia y el campeonato de 2012?

-El año pasado fue mi tercera vez en Pantín y personalmente diría que la mejor edición de todas. Muchos de los campeonatos en los que participo tienen lugar en grandes urbes, pero aquí es diferente. La playa de Pantín es una joya escondida, pienso que hace cien años California [donde Erickson tiene sus raíces] debía parecerse a esta tierra.

-¿Y la gente? ¿Qué sensación le dejó el público?

-Me sorprendió ver una comunidad surfera tan sólida, realmente volcada con el surf y el campeonato femenino. A veces, como surfista extranjera, compites en lugares donde el ambiente es hostil, pero en Pantín, independientemente de dónde vengas, el apoyo de la gente es total. Tenéis una afición increíble, os felicito a los gallegos por la pasión y el empuje que imprimís al evento.

-Parece que las olas gallegas se le dan bastante bien, en 2012 pulverizó a sus contrincantes con bastante soltura.

-Lo que me gusta de Pantín es que las olas son muy variadas. El año pasado estuvo bastante grande y recuerdo que las condiciones fueron muy duras. Debido a lo impredecible del mar en Galicia, el truco para ganar en este campeonato es adaptase a todo tipo oleajes. Manga tras manga conseguí cumplir mi objetivo, subir a lo más alto del podio.

-¿Qué destacaría de esta competición en comparación con los demás eventos del tour mundial?

-Desde el punto de vista geográfico Pantín ofrece el escenario perfecto para una competición de surf, ya que la forma de la playa ayuda a crear una relación

muy cercana entre público y surfistas.

-¿A qué se refiere?

-Desde el montecito y el aparcamiento puedes ver todo lo que pasa dentro y fuera del agua, es como un teatro natural con vistas al mar. Esta característica de Pantín añade un extra de presión para el competidor, porque sabes que toda la gente tiene los ojos puestos en ti. Cada maniobra bien hecha, o cada fallo, está a la vista de toda la playa, y esto hace que nosotros los surfistas midamos mucho todos nuestros movimientos durante el campeonato.

-¿Recuerda algún momento especial de la edición del año pasado?

-Me lo pones fácil [se ríe]. Lo mejor fue cuando, tras ganar la final contra Alizee Arnaud, mi hermano y mis amigos me subieron a hombros y me llevaron desde la orilla de la playa hasta el podio. Recuerdo como cientos de personas aplaudían y gritaban mi nombre por el camino? Los fans de Pantín se portaron estupendamente, ¿he dicho ya que tenéis una afición maravillosa?

-¿Qué espera del Pantín Classic Galicia Pro de este año?

-Espero hacerme con la victoria y, si puede ser y me echáis una mano, mejorar mi español.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

«Galicia es como imagino California hace cien años»