El Santiago encara la recta final del torneo de Kuwait

Marcos Mecías resalta el buen nivel físico que muestra el equipo


santiago / la voz

Los cuartos de final del Mundialito de Kuwait están en marcha. El Santiago Futsal disputa hoy ante el Pinocho de Argentina (16 horas) el pase a semifinales.

El técnico Santi Valladares espera un encuentro similar al del domingo ante el MNK Alumnus «Los argentinos son competidores natos. Quizá con un poco más de calidad que los croatas, lo cual va a equilibrar las fuerzas», destacó el entrenador.

Valladares está satisfecho con la evolución del juego de su equipo a lo largo del Mundialito y confía en poder acceder a las semifinales: «Viendo al equipo como lo veo y como jugó ante el cuadro croata, con esa solidez y esa veteranía que demuestra, a pesar de tener jugadores con 18 años, creo que va a ser un partido muy igualado, pero tengo mucha tranquilidad».

Pretemporada atípica

La respuesta de los jugadores del Santiago a las exigencias de esta atípica pretemporada está siendo muy satisfactoria. Tras un mes de vacaciones, la plantilla volvió a los entrenamientos a principios de julio para afrontar este Mundialito con ciertas garantías físicas.

En Kuwait, la plantilla está combinando partidos con entrenamientos. Marcos Mecías, preparador físico, señala que «teniendo en cuenta la poca carga de trabajo, el equipo está respondiendo bastante bien a las exigencias del torneo. También podemos jugar con el condicionante del tiempo corrido de los partidos (25 minutos cada parte) para dar un poco más de descanso, por lo que eso contrarresta la menor carga de trabajo».

El preparador reconoce que «obviamente, no llegamos en las mejores condiciones, pero teniendo en cuenta los entrenamientos realizados, los chicos están respondiendo bastante bien». La gestión entre la carga de trabajo con la recuperación, «realizando descansos activos», está siendo clave para tener un nivel competitivo aceptable a estas alturas del año.

El trabajo en Kuwait está enfocado a combinar partidos, recuperar y cargar trabajo. «Debemos jugar con eso. Casi todos los días se hacen sesiones de entrenamiento, pero dándole mucha importancia, fundamentalmente, a dos aspectos: trabajo preventivo, con prevención de lesiones, y recuperatorio».

Uno de los condicionantes que afectan a la preparación son las altas temperaturas, con 45 grados centígrados de media. «El calor es lo que peor se llevaba. Aunque los pabellones tienen aire acondicionado, el organismo está a mayor temperatura, suda y se fatiga antes. Nos vamos aclimatando», dice Mecías.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Santiago encara la recta final del torneo de Kuwait