Bayern-Barça: El convulso reencuentro con Guardiola

El amistoso del miércoles enfrenta al técnico con su exequipo, en plena transición


Si el fútbol europeo fuese una serie de televisión, el miércoles ofrecería el capítulo más dramático y enrevesado de la temporada cuando el Bayern de Pep Guardiola reciba en Múnich al Barcelona. El amistoso no sólo pondrá en el mismo campo a dos de los equipos más potentes del mundo. También ofrecerá el primer reencuentro de Guardiola con sus ex jugadores, marcado a su vez por la guerra abierta que el técnico mantiene con la directiva del Barcelona y por la trágica renuncia de Tito Vilanova al banquillo catalán.

«El partido con el Barcelona será un partido especial. Estoy aquí gracias a lo que hice en Barcelona», anunció Guardiola al ser presentado como entrenador del Bayern de Múnich hace justo un mes. Pero lo ocurrido desde entonces dio nuevo sentido al término «especial». El propio Guardiola fue el primer encargado de enredar el guión del partido. El técnico usó su segunda rueda de prensa en el Bayern hace dos semanas para ajustar cuentas con el Barcelona, club con el que ganó 14 títulos en cuatro temporadas, y sobre todo con su presidente, Sandro Rosell, al que llegó a acusar de atacarlo usando el cáncer que padece Vilanova.

«Se han pasado de la raya. Utilizar la enfermedad de Tito Vilanova para hacerme daño, eso no lo olvidaré nunca, nunca», dijo Guardiola. «Durante este año me fui a 6.000 kilómetros y sólo le pedí al presidente que me dejaran tranquilo y no lo han conseguido», añadió sobre el año sabático que pasó en Nueva York tras dejar el Barcelona. Rosell no fue el único en calificar de «falsa» la acusación de Guardiola. También Vilanova contradijo a su antecesor y le reprochó no verlo durante los dos meses que pasó en Nueva York tratándose de su enfermedad. «Es mi amigo y le necesitaba, pero él creyó que no tenía que estar a mi lado. Yo hubiera actuado de otra forma».

El Bayern-Barça por la copa Uli Hoeness debía marcar el tenso reencuentro entre Tito y Guardiola, pero el guión del partido dio un nuevo giro dramático la semana pasada cuando Vilanova renunció inesperadamente al Barcelona precisamente para hacer frente a una recaída en el cáncer. Guardiola, que este domingo pidió que su relación con Vilanova deje de ser tema de interés público y que se maneje sólo a nivel personal, «como siempre debió haber sido», no podrá evitar las preguntas sobre un enfrentamiento qué él mismo reabrió ante la prensa de todo el mundo, y que su declaración de amor del pasado domingo quiso zanjar.

El Barcelona, por su parte, no llevará al Allianz Arena a su nuevo técnico, el argentino Tata Martino, sino a Jordi Roura y Joan Francesc Ferrer, Rubi, a cargo del equipo de forma interina. En los últimos entrenamientos en Barcelona participaron 12 jugadores disponibles del primer equipo, incluyendo a Lionel Messi, y 11 del filial. Carles Puyol, Ibrahim Afellay e Isaac Cuenca continúan trabajando al margen para tratar las lesiones que arrastran.

El brasileño Neymar aún no debutará con el Barcelona, porque como el resto de participantes en la Copa Confederaciones -entre ellos Xavi, Andrés Iniesta, Jordi Alba, Cesc Fábregas y Víctor Valdés- sólo se unirá al equipo el 29 de julio. El Bayern sí contará por primera vez con el plantel al completo, incluyendo a Thiago Alcántara. El exbarcelonista, atraído por Guardiola al Bayern en lo que algunos medios consideraron una venganza con su anterior club, también espera un reencuentro emotivo con sus antiguos compañeros.

«Será un partido muy bonito, porque veré a mis antiguos compañeros. Pero al fin y al cabo no deja de ser fútbol y vamos a pasarlo muy bien», dijo el internacional de 22 años, que el miércoles disputará su tercer partido con el Bayern. También para él será el más especial de la nueva etapa que comienza.

Presentación del Bayern

Antes dl Bayern-Barça, la afición de Múnich dio una bienvenida espectacular a Guardiola y al centrocampista Thiago Alcántara durante la presentación oficial del equipo para la nueva temporada. Los dos estuvieron entre los más ovacionados durante el acto celebrado en un Allianz Arena casi repleto de hinchas y familias en una tarde muy calurosa y soleada en Múnich, que demostró la euforia -y las expectativas- que despierta el nuevo Bayern.

«Estamos equipados, estamos listos», dijo al público el jefe de la junta directiva del club, Karl-Heinz Rummenigge. «Tenemos un equipo excelente y sumamos un nuevo entrenador maravilloso». Después del duelo con el Barcelona, el sábado, el Bayern buscará su primer título oficial en la Supercopa de Alemania ante el Borussia Dortmund. La Liga alemana comienza el 9 de agosto y el Bayern se enfrenta en la primera fecha ante el Borussia Mönchengladbach.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Bayern-Barça: El convulso reencuentro con Guardiola