Marc Márquez sigue agrandando su leyenda en MotoGP

Tras su espectacular victoria en Laguna Seca, el catalán demuestra que es capza de aguantar la presión de liderar el Mundial


Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) ha demostrado ser capaz de aguantar la presión de ejercer de líder de MotoGP en su primer año en la categoría reina, en la que continúa batiendo todos los récords de precocidad, los últimos al ganar el Gran Premio de Estados Unidos.

Su espectacular victoria en Laguna Seca, la segunda consecutiva, le permitió desbancar una vez más al estadounidense Freddie Spencer, que se está quedando su la mayoría de los récords que tenía al ser el más joven en lograr dos victorias consecutivas en la categoría de MotoGP, pero el récord más significativo para Marc Márquez fue el hecho en sí de vencer en un trazado carismático como el californiano.

Nunca antes un piloto debutante en la categoría reina del campeonato del mundo había conseguido vencer en Laguna Seca, hasta que llegó este fin de semana Marc Márquez y es que aún a pesar de las lesiones de Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) y Dani Pedrosa (Repsol Honda RC 213 V), el campeón del mundo de Moto2 en el 2012 está demostrando que es de otra pasta. Hasta el propio Valentino Rossi, con sus gestos, sus comentarios y sus aseveraciones, deja claro que Marc Márquez podría ser tan grande como él a no mucho tardar, aunque por dentro le doliese el adelantamiento que le propinó en el sacacorchos, muy parecido al que el italiano le infligió en el 2008 al australiano Casey Stoner. Todo deportividad, a pesar de las críticas que recibió entonces por esa acción, el italiano ha sabido ser el gran campeón que siempre es.

«Me debes una, ya tengo excusa», o frases como que para él «es un adelantamiento en un punto muy complicado pero es eso, un adelantamiento» u otras recordando al director de Honda, el italiano Livio Suppo..., «qué vas a decir ahora cuando en el 2008 me tocasteis las narices», por su adelantamiento a Stoner, son frases que dejan claro el talante de Rossi en relación a lo que hizo Marc Márquez en Laguna Seca.

Pero, sobre todo, hay un momento, su abrazo con Marc Márquez al término de la carrera, cuando le cataloga de «bastardo» en italiano, un insulto con significado en español pero dicho con enorme cariño, dejan claro que aún en la derrota, Valentino Rossi es todo un gran campeón que sabe reconocer la superioridad de su rival, en este caso alguien por quien siente un cariño especial y al que no duda en catalogar de único.

«Después del adelantamiento a Rossi he pensado, tengo que ganar, tengo que ganar esta carrera porque la verdad es que no había salido muy bien, casi me desequilibro hacia el otro lado y eso me ha hecho desconcentrarme un poco», comentó Márquez tras la carrera. «Está claro que estamos líderes, pero si hasta ahora hemos empleado un método de trabajo y con una mentalidad, yo creo que no hay por que cambiarlo, creo que hay que seguir igual, seguir trabajando con la misma mentalidad pero bueno, también tengo la incógnita de saber cómo será ahora una carrera con Jorge y Pedrosa al ciento por ciento», añadió.

Queda todavía mucho campeonato y la esperanza de que Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa se recuperen en condiciones para poder dar la réplica necesaria al ahora líder en la segunda parte del campeonato y como ya dijo Márquez a lo gran campeón, él también tiene la incógnita de saber que sucederá y, seguro que está esperando el momento para resolver todas sus dudas pero por ahora ha demostrado que cuando hay que estar el no frunce el ceño y da la cara. Sus número, por otra parte, no dejan lugar a la duda y salvo el error en Italia, cuando se fue al suelo en carrera, ha acabado todas las carreras sobre el podio, tres victorias, dos segundos y tres terceros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Marc Márquez sigue agrandando su leyenda en MotoGP