Adiós a un histórico del volei

El equipo monfortino de A Pinguela desaparece después de veinticinco años por falta de recursos y de jugadoras locales


monforte / la voz

Después de un cuarto de siglo en la élite del voleibol español, el equipo monfortino de A Pinguela cerró el telón. La junta directiva que preside José Ramón Martínez Mareque decidió disolver el primer equipo, argumentando razones económicas. Durante estos veinticinco años, la entidad monfortina promocionó el nombre de Galicia y de la Ribeira Sacra por toda España, erigiéndose como uno de los clubes que más trabajó por el deporte femenino -hasta doscientas niñas forman parte de sus escuelas deportivas-.

El voleibol empezó a cuajar entre los deportistas monfortinos en el año 1985 de la mano de un ilustre, Manolo Martínez. Este entrenador local empezó a trabajar con un grupo de jugadoras en el IES Río Cabe, que ya se habían iniciado en este modalidad en el colegio San Antonio.

Desde aquí, el equipo fue conquistando títulos comarcales y provinciales, hasta que dio el salto a la Segunda División, y desde esta categoría a Primera. En ese instante, un grupo de personas dieron un paso adelante y fueron ambiciosos. Directivos como José Luis Sánchez, Antonio Somoza, José Antonio Díaz y José Luis Campos llevaron el proyecto a la élite. Esto desembocó en la temporada 95/96 con el ascenso a la entonces llamada División de Honor, algo histórico para una ciudad en torno a los 20.000 habitantes.

En la élite, el club ya se profesionalizó y llegaron los fichajes. Las dos primeras jugadoras extranjeras del club fueron Yoraxi Meleán, una de las mejores colocadoras del mundo, y Ana Komarova. Desde esta campaña pasaron por el equipo deportistas de la talla de la campeona olímpica Magaly Carvajal, Daniela Patiño, Verónica Contreras, Sara Sarmiento, Rebeca Serrano, Rebeca Kruse y Mirtha Uribe, entre otras.

Los mayores éxitos

Durante quince años, A Pinguela estuvo en la Superliga Española. Sus mayores éxitos fueron dos sextos puestos que logró el equipo de la mano de Manolo Martínez y de José Manuel Magú, respectivamente.

Asimismo, el club organizó dos copas de la Reina, logrando clasificarse para las semifinales en la edición del 2010 -cayó en esta eliminatoria por la mínima (2-3) ante el Universidad de Burgos-. A Pinguela logró una copa de la Princesa, que también se organizó en Monforte. Además posee veintiuna copas de Galicia.

A Pinguela fue la referencia de la cantera gallega del voleibol femenino. De Monforte salieron Noelia Sánchez, que fue internacional y acaba de ganar la liga con el Haro, Jennifer Mendoza y María José Garrido -esta se incorporó en edad juvenil-. Asimismo, el público local vio a grandes entrenadores, entre los que destacaron: Magú, Vallín, Milev, Calafell, Carballo, Gotuzzo y Manolo Martínez.

Ahora,solo queda el recuerdo, porque A Pinguela siguió el camino de otros clubes como Burgos, Albacete y Benidorm, que cerraron por falta de recursos.

La desaparición de A Pinguela, que ahora solo se centrará en la cantera, no ha dejado indiferente a nadie. El presidente, José Ramón Martínez Mareque, argumentó factores de índole económica para explicar la decisión de su directiva. «Con la crisis actual no nos parecía coherente destinar los pocos recursos de los que podíamos disponer -en torno a los 100.000 euros- a confeccionar una plantilla compuesta en su totalidad por jugadoras foráneas», apuntó Mareque.

Otro de las causas que llevaron a tomar esta decisión fue precisamente la imposibilidad de disponer de jugadoras de Monforte. «Actualmente, esto no es posible, porque la mayoría de las deportistas monfortinas que podrían formar parte de la plantilla están estudiando en la universidad o bien afrontan el curso de la selectividad», dijo el presidente.

Por su parte, Manolo Martínez, el artífice de que A Pinguela haya sido una realidad este cuarto de siglo, dijo: «Sinto nostalxia, e estes non son os meus días máis felices, pero teño que asumilo. Vista a situación do club e as achegas públicas e privadas resultaba inviable manter o primeiro equipo».

No obstante, Martínez abrió un halo de luz de cara al futuro. «Se a longo ou medio prazo dispoñemos de rapazas de Monforte que non se marchen, podemos pensar en voltar a empezar en Segunda División», concluyó.

El trabajo de cantera marcará esta posibilidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Adiós a un histórico del volei