Los pilotos revientan el Mundial

Amenazan con boicotear el Gran Premio de Alemania si no se garantiza la seguridad tras la crisis de los neumáticos


londres / dpa

La fórmula 1 atraviesa una profunda crisis después del intenso Gran Premio de Gran Bretaña: el debate sobre un boicot a la próxima carrera en Nürburgring crece por la preocupación de los pilotos por la seguridad con los neumáticos. La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) pide explicaciones a Pirelli y mañana tratará de forma urgente el asunto, al tiempo que su presidente, Jean Todt, pidió soluciones al fabricante italiano de neumáticos.

Después de una reunión con Todt, Bernie Ecclestone aseguró que Pirelli podrá realizar seis jornadas de tests sin ninguna restricción para intentar resolver el problema. La FIA difundió ayer un comunicado en el que señala que los pilotos podrán participar en los tests de jóvenes pilotos que tendrán lugar del 17 al 19 de este mes en Silverstone para probar los neumáticos. Las pruebas se podrán ampliar un día, añade la FIA, que anunció que para ello cambiará el reglamento.

La federación prevé además un cambio en el parágrafo del estatuto técnico para que no se requiera más la aprobación por unanimidad de todos los equipos para un cambio de especificaciones de neumáticos.

Sin embargo, si no hay cambios para el fin de semana los pilotos se podrían poner en huelga. «Discutiremos sobre ello. Lo podríamos hacer por nuestra seguridad», señaló Felipe Massa, uno de los perjudicados por los reventones el domingo en Silverstone. «Fue muy peligroso. Pensé en detenerme. No sabía que tenía que poner mi vida en riesgo por estos malditos neumáticos», señaló un enfurecido Hamilton tras el Gran Premio de Gran Bretaña. Webber, que finalizó segundo, describió lo ocurrido como «una ruleta rusa».

«Fórmula Riesgo», tituló ayer el diario La Repubblica. «La fórmula 1 hecha pedazos», escribió por su parte Le Figaro. La situación recuerda al Gran Premio de Indianápolis del 2005, cuando solo los tres equipos con ruedas Bridgestone compitieron. Los otros siete equipos, que llevaban Michelin, se retiraron después de la vuelta de formación como queja contra la falta de seguridad. «No queremos un nuevo Indianápolis», señaló el jefe deportivo de McLaren, Martin Withmarsh.

Desde que comenzó la temporada 2013, existió el debate sobre los neumáticos Pirelli. Unos equipos se quejaban de que se desgastaban muy rápido y pedían cambios. Otros, en cambio, estaban contentos. Ahora se trata de la seguridad y la vida de los pilotos. «Por supuesto que fue arriesgado», reconoció Nico Rosberg después de ganar en Gran Bretaña por delante de Webber y de Alonso.

«Tuve miedo», dijo Alonso, que subió a su cuenta de Twitter una foto de su coche intentando adelantar a Sergio Pérez a casi 300 kilómetros por hora mientras la rueda del mexicano salta por los aires. «Tuve suerte, me pasó a pocos centímetros».

¿Qué puede hacer Pirelli antes de que el viernes comiencen en Nürburgring los entrenamientos libres? Tendrá un trabajo a contrarreloj hasta el viernes, cuando los pilotos regresen al asfalto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Los pilotos revientan el Mundial