La policía fiscal italiana registra las oficinas de 41 clubes de fútbol

Entre los investigados, Juve, Parma, Milan, Roma, Udinese, Nápoles, Inter y Lazio

EFE

Agentes de la Guardia de Finanzas (policía fiscal) acudieron ayer a las oficinas de cuarenta y un clubes de fútbol italianos de Primera y Segunda División, así como de categorías inferiores, para recabar documentación relativa a los contratos entre los clubes, los jugadores y los agentes deportivos.

Los registros se enmarcan en una investigación conducida por la Fiscalía de Nápoles por los supuestos delitos de asociación delictiva, evasión fiscal internacional, facturas falsas y blanqueo de dinero, informaron los medios de comunicación italianos.

Entre los clubes de la Primera División cuyas oficinas recibieron la visita de la Guardia de Finanzas figuran el Juventus, Parma, Milan, Roma, Udinese, Nápoles, Inter de Milán y Lazio.

Las investigaciones, según informó la Fiscalía napolitana en un comunicado, han evidenciado reiteradas conductas con el fin de «evadir impuestos sobre la renta, así como comportamientos para eludir las reglas tributarias en relación con las actividades de los agentes deportivos».

Mazzoni y Moggi

Asimismo, precisó que los documentos recogidos durante los registros se refieren, en especial, a las relaciones entre los clubes y los jugadores representados por los agentes deportivos Alejandro Mazzoni y Alessandro Moggi.

La Guardia de Finanzas también requirió documentación relacionada con los contratos de varios jugadores que actuaron en el Nápoles, como Lavezzi, Germán Denis, Federico Fernández, Hugo Campagnaro y Cristian Chávez. Alessandro Moggi es el hijo de Luciano Moggi, exdirector general del Juventus y procesado por el caso de corrupción Calciopoli.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La policía fiscal italiana registra las oficinas de 41 clubes de fútbol