Carlo Ancelotti, un pacificador para el Real Madrid post-Mourinho

Dpa

DEPORTES

Ancelotti, con la Copa de Europa que ganó con el Milan
Ancelotti, con la Copa de Europa que ganó con el Milan DANIEL DAL ZENNARO

El reto pondrá a prueba las reconocidas artes del italiano para manejar vestuarios difíciles y clubes convulsos

25 jun 2013 . Actualizado a las 21:10 h.

Carlo Ancelotti, el pacificador, fue el elegido por el Real Madrid para suceder a José Mourinho, todo un reto que pondrá a prueba las reconocidas artes del técnico italiano para manejar vestuarios difíciles y clubes convulsos.

A sus 54 años, Ancelotti asume el mando de un club que vive un momento complicado después de todo el ruido generado en los tres años que Mourinho ocupó el banquillo blanco. La misión del italiano no sólo está en ganar títulos, sino en recuperar la unidad del madridismo y la serenidad institucional. El Real Madrid fichó por tres temporadas a la antítesis de Mourinho. Al contrario que el portugués, Ancelotti deja el protagonismo a los jugadores, mantiene excelentes relaciones con la prensa, no es exigente con sus dirigentes, no ansía tener el máximo poder en todas las parcelas del club y su esquema táctico es flexible al plantel del que dispone.

Así, es frecuente ver al italiano esquivando las miradas de la seguridad para fumarse un cigarro furtivamente mientras conversa con los periodistas. Impensable para Mourinho. Ancelotti siempre fue hombre de fútbol. Internacional 26 veces con la selección italiana, formó parte del Milan de Arrigo Sacchi; es decir, jugó en uno de los mejores equipos de la historia del fútbol. Con ese Milan conquistó dos Ligas de Campeones (1989 y 1990) y repitió ese mismo éxito como entrenador (2003 y 2007).