Amadeo Salvo, un presidente de nuevo cuño para revitalizar al Valencia

El nuevo dirigente ha formado un consejo con personas ajenas al fútbol que supone una ruptura con el pasado


Amadeo Salvo es desde este martes el nuevo presidente del Valencia CF, club en el que encabeza un nuevo proyecto que pretende revitalizar la entidad en todas sus áreas y resolver, con el apoyo de su Fundación, sus problemas económicos sin mermar el potencial del primer equipo.

Salvo encabeza un nuevo consejo de administración refrendado en la junta general extraordinaria de accionistas y en el que la única persona que ha estado vinculada al club en las dos últimas décadas es el ex futbolista Juan Cruz Sol, quien pasará a encargarse del área social de la entidad.

Ha apostado por un consejo conformado por personas ajenas al mundo del fútbol, a excepción de Sol, pero muy especializadas en las áreas en las que el nuevo proyecto quiere potenciar sus futuras estrategias, como las de mercadotecnia, comercialización e internacionalización, urbanismo y finanzas.

Esto supone una ruptura absoluta con los dirigentes del pasado y la llegada de aire fresco al club con un consejo en el que, según adelantó Salvo, «cada consejero va a tener unas responsabilidades definidas», lo que supone el abandono de la política presidencialista que caracterizó la anterior etapa con Manuel Llorente.

Salvo, un empresario nacido en 1967, fue socio fundador de la empresa Power Electronics, de la que fue director general desde 1990 al 2011, año en el que pasó a ser vicepresidente ejecutivo, tras encargarse además de la internacionalización de la compañía que en la actualidad cuenta con dieciocho filiales en los cinco continentes.

Además, tiene experiencia en el deporte, ya que Power Electronics fue el principal patrocinador del Valencia Basket desde 2009 al 2011, y desde el pasado año lo es del Aspar Team de motociclismo en la categoría de MotoGP.

También cuenta con una gran experiencia en el fútbol base, ya que hasta ahora ha sido el presidente del club de fútbol Escuelas San José de Valencia, cargo al que tendrá que renunciar por incompatibilidad con sus nuevas responsabilidades con el Valencia.

Se confiesa valencianista «desde pequeñito» y recuerda su primera visita a Mestalla en los primero años setenta de la mano de su padre para presenciar un Trofeo Naranja, y tuvo en el argentino Mario Alberto Kempes a su gran ídolo de la infancia.

Su primera actuación como nuevo presidente del club será rubricar el contrato de Miroslav Djukic como entrenador del equipo, aunque su principal preocupación será conseguir junto con el presidente de la Fundación, Aurelio Martínez, la refinanciación de la deuda con Bankia en unos plazos y condiciones más cómodas que los actuales.

Una vez consiga refinanciar la deuda, el segundo paso en su hoja de ruta será la búsqueda de grupos inversores que acaben el nuevo estadio sin que las obras supongan un desembolso económico añadido para el club.

En el plano deportivo su gran apuesta es potenciar la cantera del club y convertirla, como ya ha afirmado, en una de las tres mejores del mundo, para así conseguir a medio plazo la formación de una par de jugadores de nivel de Primera División cada año.

Para ello ha afirmado que doblará el presupuesto que el club dedicaba a este apartado y que se buscará una mejora en los sistemas de trabajo, captación, en las instalaciones y se contará con un personal cualificado que englobará a nutricionistas, psicólogos deportivos y un control personalizado de los jugadores.

Su otra gran obsesión confesada será potenciar la marca Valencia CF y conseguir su internacionalización en la búsqueda de patrocinios, mercadotecnia y una comercialización de la marca más global de la realizada hasta ahora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Amadeo Salvo, un presidente de nuevo cuño para revitalizar al Valencia