Una única cuenta: ganar

Cangas y Octavio dependen de sí mismos para firmar la permanencia


vigo / la voz

Ganar y evitar así tener que mirar hacia lo que suceda en otras pistas. Ese es el único objetivo de Cangas y Octavio para este fin de semana en el que visitan a Aranda y Huesca, respectivamente. Ambos dependen de sí mismos para lograr la permanencia y el hecho de sumar los dos puntos les supondría certificar su continuidad en la Asobal, algo que es aplicable también a los otros tres equipos metidos en la pelea: Valladolid, Guadalajara y Aranda.

En una lista de 81 combinaciones posibles, los dos pueden agarrarse a las posibilidades de que se den otros resultados que les valdrían, incluso si no hacen sus propios deberes.

la derrota, casi definitiva

Obligados a ganar

Si al Octavio la victoria lo salva de forma automática, la derrota los condena irremediablemente a perder la categoría. Precisamente, el supuesto de que los académicos caigan es el único que permite al Cangas mantener la categoría aunque no sume, pues se mantendrían las posiciones actuales -el Octavio en descenso y el Cangas fuera, empatados a 19 y con el golaverage para los de Pillo-.

Un punto. ¿insuficiente?

Los riegos del empate cangués

Al Cangas le vale, en cualquier caso, repetir el resultado del Octavio, por lo que un empate solo sería insuficiente si los de Quique Domínguez se imponen al Huesca. Si los de Vigo suman un punto, conseguirán el objetivo con la condición de que el choque entre Aranda y Cangas no se salde también con la igualada en el marcador, pues se vería superado por ambos. De empatar ellos y ganar el Aranda, los de Domínguez superarían al Cangas; si es al revés, el Octavio alcanzaría la cifra del Aranda y se beneficiaría del golaverage particular, que le favorece. En caso de empate a puntos con Guadalajara y Valladolid, el Octavio saldría vencedor siempre que no sea un empate cuádruple, que salvaría al Cangas.

visitas a rivales dispares

Más asequible para el Octavio

Mientras el Octavio se enfrenta a un rival para el que no hay nada en juego, más allá de despedir la temporada con buen sabor de boca ante su afición, para el Cangas será algo más complicado. El Aranda es uno de los equipos mejor situados para librarse de la quema, pero existen combinaciones que le pueden condenar, por lo que lo lógico es que ponga todo de su parte para evitar problemas. Los de Pillo estarán apoyados por 200 aficionados que tratarán de empujarles. Todavía más complicado lo tienen Guadalajara y Valladolid, que se miden a Barcelona y Atlético.

un final apretado

Cinco equipos, una plaza

Con el Palma del Río ya descendido, los equipos que se rifan la otra plaza fatídica se encuentran en un intervalo de un único punto. Cualquiera de ellos podría acompañar a los andaluces a División de Honor B.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Una única cuenta: ganar