Visconti triunfa en el Galibier y Nibali sigue líder

El ciclista siciliano ganó por primera vez una etapa de la prueba italiana, modificada a causa de la nieve


El italiano Giovanni Visconti (Movistar) se impuso este domingo en solitario en la 15ª etapa del Giro de Italia, en un paisaje nevado en el puerto del Galibier, donde su compatriota Vincenzo Nibali (Astana) mantuvo la maglia rosa de líder de la general. Visconti distanció a sus compañeros de escapada en el puerto del Télégraphe, a 23 kilómetros del final, justo antes del Galibier. A una altura de 2.301 metros y con nieve a ambos lados de la carretera, el tricampeón de Italia superó en unos 40 segundos a sus primeros perseguidores, el colombiano Carlos Betancur (segundo), el polaco Przemyslav Niemiec (tercero) y el polaco Rafal Majka (cuarto).

Nibali, séptimo en la etapa, cruzó la meta con sus principales rivales, a 52 segundos de Visconti. Conserva por lo tanto su ventaja de 1:26 sobre el australiano Cadel Evans y de 2:46 por delante del colombiano Rigoberto Urán, segundo y tercero de la general, respectivamente. En la etapa italo-francesa, reducida a 145 kilómetros tras la supresión de los cuatro finales por la nieve, la lucha por la victoria se inició en el puerto fronterizo de Mont-Cenis.

Un grupo de siete corredores (Weening, Visconti, Bongiorno, Rabottini, Pirazzi, Chalapud y Rubiano) se formó en el largo descenso de Maurienne, llegando a contar con hasta seis minutos de margen. La diferencia, reducida a dos minutos a pies del Télégraphe, aumentó en ese puerto, que Visconti cruzó ya en solitario. El italiano, que terminó agotado por el gran esfuerzo, resistió en cabeza en la larga y dura subida del Galibier.

Visconti, de 30 años y originario de Palermo (Sicilia), ganó así por primera vez una etapa en el Giro de su país. Fue campeón de Italia en tres ocasiones (2007, 2010 y 2011) y llegó a vestir la maglia rosa de líder del Giro durante ocho días en el 2008. La etapa del Galibier, en la víspera de la segunda jornada de descanso de este Giro, vio modificado su lugar de llegada inicialmente previsto, debido a las malas condiciones meteorológicas del fin de semana en la zona. La nueva meta, tras la suspensión de los 4,2 kilómetros finales, estuvo colocada a la altura del monumento que recuerda al ciclista italiano Marco Pantani, ya fallecido, en recuerdo de su ataque en ese lugar en el Tour de Francia del 1998.

Este lunes, el Giro vive su segundo y último día de descanso, antes de afrontar las seis últimas etapas. Con el liderato en la general y el británico Bradley Wiggins fuera de la carrera desde el viernes, Nibali llega como gran favorito a la victoria final del Giro 2013.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Visconti triunfa en el Galibier y Nibali sigue líder