La guerra de los neumáticos

La degradación de los Pirelli reducía las ventajas aerodinámicas de Red Bull. Ahora, al ser más duros, se beneficiará en los circuitos más rápidos


Después del pequeño descanso tras el Gran Premio de Bahrein, la formula 1 vuelve para empezar la gira europea. Como es habitual, para el Gran Premio de España la mayoría de los equipos traen grandes paquetes de mejoras, y se rumorea que Ferrari presentará el mayor de toda la temporada y que McLaren está introduciendo componentes del año pasado debido a los problemas que está teniendo con la correlación de datos entre el túnel de viento y la pista.

Rumores aparte, la gran novedad es el cambio producido en los neumáticos suministrados por Pirelli.

Neumáticos más duros

La petición de Red Bull

Red Bull, ha estado presionando a Pirelli para que endurezcan los neumáticos, puesto que cree que no pueden sacar el máximo rendimiento de sus monoplazas para no destrozarlos. Por lo que Pirelli ha endurecido el neumático duro para el resto de la temporada. Este neumático duro será el que se lleve este fin de semana (junto con los medios) en Montmeló, un circuito que los castiga especialmente, por el asfalto abrasivo que tiene y la combinación de curvas muy rápidas que deteriora el neumático delantero izquierdo y las salidas de las curvas lentas del último sector que gastan mucho los traseros.

La aerodinámica

¿Por qué tantos problemas con los Pirelli?

La pregunta es ¿por qué tiene Red Bull tantos problemas con los neumáticos? Red Bull, comprende la aerodinámica mejor que nadie y en particular el sistema Coanda que emplea los gases de los escapes para incrementar la carga aerodinámica en la parte trasera del coche. Su coche ha sido diseñado entorno al uso óptimo del efecto Coanda y Sebastian Vettel ha adaptado su forma de conducir a ello. A los neumáticos Pirelli no les sienta nada bien girar y frenar al mismo tiempo. Si observamos la forma de conducir de Vettel vemos como entra en las curvas frenando, generando subviraje por culpa de las ruedas. Acto seguido, suelta los frenos generando mucho agarre delante y haciendo la parte trasera del coche más nerviosa; es entonces cuando vuelve a acelerar para que con los gases expulsados por los escapes se genere más carga aerodinámica consiguiendo estabilizar nuevamente la parte de atrás del coche.

Los circuitos

Ferrari y Lotus han comprendido mejor su gestión

Desde mi punto de vista, es comprensible que a Red Bull le moleste que emplear tantos recursos en optimizar la aerodinámica del coche se desperdicie por culpa de la gran degradación que tienen los neumáticos esta temporada, pero también hay que pensar que equipos como Ferrari y, sobre todo, Lotus sí han entendido su funcionamiento y cómo gestionarlos bien, por lo que es comprensible que este cambio no les haya sentado bien. Por suerte, el neumático duro solo se suele llevar a los circuitos más rápidos, como Spa, Silverstone o Suzuka, donde los esfuerzos sobre ellos son muy grandes, por lo que todo permanecerá igual en el resto de carreras.

Santiago García O'Regan es ingeniero experto en Fórmula 1

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

La guerra de los neumáticos