Póker de gallegas en maratón

Aguilar, Veiga, Gestido y Loeda son la referencia de la distancia en España


Vigo / La Voz

Galicia domina el maratón femenino en España. Una generación nacida a finales de los 70 alcanza su cénit pasada la treintena. Alessandra Aguilar ya ha rozado por dos veces un récord de España que tiene en sus piernas, Vanessa Veiga se plantea idéntico reto después de acabar con tres lustros de hegemonía africana en el rompepiernas de Madrid, y las dos primeras del último campeonato de España, María Jesús Gestido y Cristina Loeda, también son gallegas.

¿Hay algún nexo de unión en estos triunfos? Las cuatro coinciden: la tradición fondista del atletismo galaico y la capacidad de sufrimiento y superación de los gallegos.

Aless, Vanessa y Champi (el apodo atlético de Gestido) crecieron juntas en la pista y en la ruta gallega. «Con Champi llevo compitiendo desde infantiles, con Vanessa he coincidido más a nivel de selección», recuerda Alessandra Aguilar. Gestido hace memoria: «Las conozco desde que eran pequeñas». «Con Champi he compartido club», añade Vanessa. La única que siguió un carril paralelo fue la viguesa Cristina Loeda, que no tomó en serio el atletismo hasta que se trasladó a Valencia por motivos personales.

Desde este conocimiento mutuo apuntan a los motivos del éxito. «Las gallegas somos muy cabezotas y muy tercas y acabamos consiguiendo lo que nos proponemos», apunta Vanessa Veiga, madre de tres niños que se inició en el maratón (solo lleva tres) después de estar siete años parada y tras demostrar en su juventud una calidad excepcional. «Supongo que las gallegas tenemos más capacidad de sufrimiento y más fuerza de voluntad, no sé si por el clima y la forma de vida», añade Cristina Loeda. Alessandra Aguilar apela a la tradición: «Todos éramos fondistas, crosistas y de ruta, y el paso lógico es acabar en la maratón. Galicia tiene mucha tradición de carreras de ruta». Julia Vaquero y Alejandro Gómez fueron los dos nombres que añadió Vanessa para recordar «la tradición de grandes fondistas de Galicia. Con ellos comencé yo a formarme y crecer».

De las cuatro la única que sigue residiendo en Galicia es María Jesús Gestido. La bicampeona de España no se arrepiente: «Preferí quedarme aquí, nunca me atrajo la idea de irme a otro sitio, aunque quizás faltaban medios, pero hemos ido mejorando con los años».

Tampoco fue la falta de infraestructuras el detonante para la salida del resto. Aless se fue a estudiar «y opté por irme a Madrid para entrenar». Vanessa terminó en Toledo emparentada con Julio Rey, otro de los mitos que le inculcó el atletismo de larga distancia. «Lo de marcharse son cosas de la vida». Cristina también se fue desde Vigo a Valencia y de la zona del Levante al País Vasco. «En Galicia había hecho alguna carrera, pero en realidad comencé muy tarde a correr. Lo hice en Valencia en carreras cortas y ya llevo cuatro maratones». En el último se proclamó subcampeona de España de la distancia.

Las cuatro se ven abanderando una nueva época en el maratón femenino español. «Aless lleva en la élite toda la vida y la veo para batir el récord de España y Vanessa si continúa con esa progresión también podrá hacerlo porque tiene mucha calidad», sentencia Champi «que se merece la mejor marca por su humildad y trabajo», replica Veiga. Como un equipo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Póker de gallegas en maratón