Marc Márquez, un niño en los libros de historia

El joven piloto hizo historia en Austin y anuncia una temporada para el recuerdo


Marc Márquez desató un dilema en los clubes nocturnos de Austin el domingo por la noche. Los dueños no sabían bien cómo lidiar con la situación: Márquez, un niño de 20 años, quería celebrar el haberse convertido en el piloto más joven en ganar una carrera de MotoGP. Para no entrar en conflicto con la ley, ningún bar se ofreció para el festejo. Pero a la postre y gracias al ingenio de algunas personas, pudo celebrarse la fiesta del equipo Honda alrededor de la figura de Márquez.

Horas antes de ello, el joven piloto se vio agobiado por las felicitaciones. Su hazaña paso a los anales de la historia. Con 20 años y 63 días, Márquez se convirtió en el ganador más joven de una carrera de la clase reina del motociclismo. Valentino Rossi, nueve veces campeón mundial, le rindió homenaje en la misma pista del circuito de las Américas. Mas tarde le estrecharon la mano el resto de participantes, que le expresaron su admiración por haber ganado en su segunda carrera en MotoGP, pocas horas después de lograr una pole de récord.

Algunos lo felicitaron con sentimientos encontrados. Sobre todo sus compañero de equipo en Honda, Daniel Pedrosa, y el alemán Stefan Bradl. El español, porque no mantiene una relación ideal con Marc Márquez, por temor a perder su estatus de número uno en su equipo. El ambicioso Bradl, porque Márquez, su encarnizado adversario en sus tiempos de Moto2, lo dejaba de nuevo atrás pese a ser un novato en la categoría.

Tras ganar el año pasado el Mundial de la categoría Moto2, se ve ahora a un nuevo Marc Márquez. El español parece ser más disciplinado y no provocó choques pusieran en peligro la salud de sus rivales. Su clase la demostró ya en Catar -el primer Gran Premio del año-, donde quedó tercero. Los expertos ven en Márquez el nuevo Rossi, el piloto que dominó el motociclismo durante casi una década. Incluso hay algunas voces que comparan al piloto español con el alemán Michael Schumacher, siete veces campeón de la Fórmula 1, o con el estadounidense Tiger Woods, una estrella internacional del golf.

El propio Marc Márquez no quiere oír todavía comparaciones de ningún tipo a pesar de ser el más joven en ganar en MotoGP. «Lo iré asimilando poco a poco», dijo el catalán, escoltado en el podio por sus compatriotas Pedrosa y Jorge Lorenzo. «Ganar la primera carrera marca un antes y un después, te ayuda a coger (ganar) confianza», añadió Márquez, que cumplirá 21 años el próxima año.

El piloto de Honda goza de su primera victoria en MotoGP pero mantiene la modestia, la misma que mostró en la fiesta del equipo. Sin duda, Marc Márquez sabe que tendrá ocasiones a menudo para ello y que el domingo no era el mejor día para perder la compostura, pues en Estados Unidos la mayoría de edad está en los 21 años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Marc Márquez, un niño en los libros de historia