Los Ángeles Lakers reviven y se ilusionan con Dwight Howard

Han ganado tres partidos seguidos y por primera vez en la temporada están con dos triunfos por encima del cincuenta por ciento


Por primera vez desde el 1 de diciembre, Los Angeles Lakers está en zona de playoffs y se ilusiona con un futuro en el que Dwight Howard tendrá un papel importante.

El pivot fue de los más destacados con 16 puntos y 21 rebotes en el cómodo triunfo de los Lakers el domingo por 90-81 ante Chicago Bulls, que supone que el equipo angelino adelante a Utah Jazz en la clasificación de la Conferencia Oeste y vuelva más de tres meses después a la zona de acceso a los playoffs por el título de la NBA.

Ni siquiera necesitó la versión más heroica de Kobe Bryant, que había superado los 40 puntos en los dos últimos partidos.

La estrella anotó 19 puntos y dio nueve asistencias, pero sobre todo encontró el apoyo de los dos grandes fichajes de la pretemporada: Howard y el base Steve Nash, que hizo 16 puntos.

«Dwight se está sintiendo cada vez mejor», dijo el técnico Mike D'Antoni sobre Howard, que poco a poco va dejando atrás la operación de espalda del año pasado y los problemas en el hombro derecho. Cuando está en forma, Howard es uno de los pivots más dominantes de la liga, como lo demostró contra Chicago ante rivales como Joakim Noah y Carlos Boozer. «Su actividad es increíble. Agarra todos los rebotes, impide el 'pick and roll'», alabó D'Antoni a su pivot, elegido tres veces como mejor jugador defensivo de la NBA.

También están los intagibles, como su conexión cada vez mejor con Bryant, que no siempre estuvo convencido del carácter de Howard. El pivot regresa por primera vez el martes con los Lakers a Orlando, su antigua casa y donde le espera un ambiente hostil.

«Va a ser una locura», dijo Howard sobre el retorno a una cancha en la que jugó ocho años. «Va a ser emotivo, sólo hablar de ello me trae muchas emociones», dijo el gigante de corazón tierno.

No es el caso del feroz Bryant: «¿Emotivo? Hablaré con él y le diré que les patee el trasero. Que les demuestre lo que se están perdiendo, que se guarde la emoción para cuando se retire».

Aparte de que Howard mejora, la defensa, el gran talón de Aquiles, por fin fue buena ante los Bulls. Y para alimentar más el optimismo, los Lakers esperan pronto al español Pau Gasol, lesionado por una rotura en la fascia del pie derecho y que ya corre, por lo que podría volver en dos semanas.

Los Lakers suman ya 33 triunfos por 31 derrotas y mejoran el balance de 32-31 de Utah, por lo que se sitúan en la octava plaza de la Conferencia Oeste, la última que da acceso a los playoffs por el título.

A falta de 18 partidos para el final de la temporada regular, Los Angeles está a un partido de la séptima plaza de Houston Rockets. Los Lakers han ganado tres encuentros seguidos y 16 de los últimos 22 partidos, y es la primera vez en la temporada que están con dos triunfos por encima del 50 por ciento.

Pese a la mejora, aún están lejos de poder competir con Oklahoma City Thunder, que derrotó por 91-79 a Boston Celtics y se acerca a San Antonio Spurs, líder de la Conferencia Oeste. Los Thunder, finalistas de la NBA la temporada pasada, tienen un balance de 47-16 por el 48-15 de los Spurs. Ambos equipos se enfrentarán hoy lunes en un duelo básico por el título de la Conferencia.

También se aproxima Los Angeles Clippers, tercer clasificado en el Oeste con 45-20 tras el claro triunfo ante Detroit Pistons por 129-97 con 22 puntos de Blake Griffin y 20 con 14 asistencias de Chris Paul. El español José Manuel Calderón fue el máximo anotador de Detroit con 18 puntos.

Dallas Maverick infligió una nueva derrota a los Minesotta Timberwolves del español Ricky Rubio, que tuvo una actuación discreta con siete puntos y cinco asistencias en el 100-77 final.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Los Ángeles Lakers reviven y se ilusionan con Dwight Howard