Fernando Alonso: Seis años sin título son demasiados

El domingo 17 Australia inaugura otro Mundial en el que Fernando Alonso vuelve a ser el eterno favorito


Redacción / La Voz

Cada vez que encuestan a los pilotos del Mundial de fórmula 1 sobre quién es el mejor, la respuesta global siempre es la misma: Fernando Alonso. Sin duda es el más completo, el más listo, el más rápido (en condiciones de igualdad), el más luchador. Pero su último título se remonta al año 2006, siete larguísimos años en los que el asturiano ha rozado la renovación de la corona en tres ocasiones (2007, 2010 y 2012). A Alonso le ha pasado lo que a las personas que se cambian de fila pensando que la de al lado irá más rápido y descubren que debían haberse cambiado a otra cola diferente. Hace cuatro años rechazó la oferta de Red Bull para incorporarse a Ferrari. Desde entonces, el coche azul ha ganado tres mundiales y el rojo ninguno. Pero Alonso, escarmentado, sabe que tarde o temprano su fila se moverá más rápido que el resto por una mera cuestión estadística.

El próximo domingo 17 el Gran Premio de Australia (7:00 horas) mostrará las fortalezas y debilidades de las escuderías que aspiran al título, las tres de siempre (Ferrari, McLaren y Red Bull) más un Mercedes que inicia una nueva etapa de la mano de Lewis Hamilton, llamado a aportar victorias y cerrar la era Schumacher, tan romántica como estéril.

No obstante y, a tenor de las últimas temporadas, la primera carrera poco tiene que ver con el desenlace final. Para ejemplo el 2010, cuando Fernando Alonso arrolló en la primera cita en Baréin con 16 segundos de ventaja sobre su compañero Felipe Massa. Después tardaría diez carreras en volver a lo más alto del podio.

El 2013 será un año de transición hacia la revolución del 2014, donde se prevén importantes cambios tanto en motor como en el paquete aerodinámico. Para esta temporada la FIA se ha limitado a retocar algunos aspectos como el aumento del peso mínimo del tándem coche-piloto (de 640 a 642 kilos), o el menor número de eliminados en la Q1. Algunas cuestiones técnicas sí parecen encaminadas a limar la ventaja de la que ha gozado Red Bull en los últimos años, como la eliminación del DRS en las sesiones de clasificación o el polémico alerón flexible, descubierto de forma casual en el último tramo de la temporada, y que provocó importantes quejas por buena parte de las escuderías.

Aún así, Sebastian Vettel no ha sido campeón por casualidad. El temple demostrado en los momentos más complejos le han puesto a la altura del propio Fernando Alonso, gozando incluso de un título más que el asturiano. Siete años son demasiados para un competidor tan hambriento como Alonso. Solo seis pilotos siguen en activo desde la última vez que el asturiano fue campeón del mundo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Fernando Alonso: Seis años sin título son demasiados