Las pruebas se agotan y los enigmas de la Fórmula 1 siguen sin resolverse

Quién llegará con ventaja a Australia: Ferrari o Red Bull y cómo se comportarán los neumáticos, son las grandes preguntas sin respuesta


El tiempo para probar piezas y hacer ajustes en los bólidos de Fórmula 1 se agotó este domingo con la última jornada de tests en Barcelona previa al Mundial, unos entrenamientos que no dieron respuesta a los enigmas planteados durante la pretemporada.

¿Quién llegará con ventaja al Gran Premio de Australia? ¿Cómo se comportarán los nuevos y polémicos neumáticos de Pirelli sobre el asfalto de Melbourne? ¿Podrá Ferrari competir con Red Bull en el inicio del Mundial? Mercedes y Lotus «volaron» en las últimas jornadas de Montmeló, donde se disparó la confianza del español Fernando Alonso en su nuevo Ferrari. Red Bull y Sebastian Vettel, triple campeón del mundo, no alzan la voz, pero son el equipo y el piloto señalados por muchos como los rivales a batir.

«Es difícil de predecir porque aún no hemos visto todo el potencial de nuestro competidores», señaló el británico Lewis Hamilton, la gran apuesta de Mercedes para 2013.

El venezolano Pastor Maldonado apuntó en la misma dirección que el campeón del mundo de 2008: «Impredecible, la veo impredecible (la temporada). No se puede entender mucho lo que prueban los otros equipos», señaló a dpa Maldonado. «Todo está muy apretado y no hay que confiarse de lo que pasó acá».

Parte de la culpa de que nadie sepa nada de los otros equipos fueron los enormes biombos que esperaban a los bólidos a su llegada a los garajes. La consigna es no dar ni una mínima pista al rival: cuanto más tapado esté el coche mejor.

Las dudas de Pirelli

Los nuevos neumáticos de Pirelli multiplican el desconcierto en el paddock. Nadie aseguró hasta ahora haber entendido el comportamiento de las gomas. «Los neumáticos van a ser un factor importante, especialmente al inicio de la temporada», señaló el mexicano Sergio Pérez.

«Estamos preocupados porque no estamos en las mismas condiciones (que en Australia) y no tenemos información de los neumáticos en pista caliente, pero todos los equipos están igual, así que eso te relaja», dijo por su parte Alonso.

El australiano Mark Webber también mostró su confusión: «Los neumáticos están bien para una vuelta, pero después se degradan muy rápido. La degradación es enorme».

El frío y la lluvia fueron los protagonistas en las dos primeras jornadas antes de dar paso a un sol que siguió acompañado de bajas temperaturas. Las condiciones meteorológicas de los últimos tests fueron opuestas a lo que se espera para la cálida Melbourne dentro de dos semanas.

«Todo será diferente en Australia» es el pensamiento común de la mayoría de los pilotos, que también coinciden en que Red Bull es el equipo a batir. «Es el equipo a ganar. Son el equipo favorito, el que toma todo el mundo como referencia. Van a ser muy fuertes este año», dijo Maldonado.

Felipe Massa, compañero de Alonso en Ferrari, ve «muy difícil» que Red Bull pierda la dirección del año pasado. «No hubo grandes cambios en el reglamento, así que espero una temporada similar a la de 2012, con Red Bull y Ferrari arriba», dijo el brasileño un día antes de que Alonso asegurara que Ferrari llegará a Australia «200 veces mejor que el año pasado».

La euforia de Alonso en su nuevo F138 contrasta con la aparente parsimonia de Red Bull, que salvo el jueves estuvo lejos de los mejores tiempos.

La respuesta a todas la preguntas serán dentro de dos semanas en el circuito Albert Park de Melbourne.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Las pruebas se agotan y los enigmas de la Fórmula 1 siguen sin resolverse