Fernando Alonso concluye su semana en Montmeló en lo más alto

El piloto español se despide de sus test con el mejor tiempo del día, antes de ceder este viernes el asiento del F138 a Massa


David Sánchez de Castro | Colpisa

Fernando Alonso puso este jueves en el circuito de Montmeló un broche de oro a sus primeros kilómetros con el F138. El piloto asturiano de Ferrari se despidió hasta la próxima semana con el mejor tiempo del día, aunque sin superar -por poco- el que marcó el mexicano Sergio Pérez con su McLaren el día anterior. Alonso consiguió parar el crono en 1:21.875 en su vuelta más rápida de la jornada, en la que probó la consistencia de los neumáticos blandos con los que consiguió dicho tiempo. El piloto asturiano dio un total de 97 giros al trazado catalán, seis más que el que le precedió en la tabla de tiempos, el alemán de Sauber Nico Hülkenberg.

Por detrás de ellos, el piloto más trabajador del día, Romain Grosjean, que dio un total de 119 vueltas, la más rápida en 1:21.188.

Tanto Alonso como el resto de pilotos se enfrentaron a un asfalto algo más frío que el día anterior, lo que propició no pocos problemas de agarre. Los equipos dedicaron la jornada a probar no solo neumáticos, sino también para corroborar los datos de los túneles de viento en la pista. Este es el motivo por el que, por ejemplo, en Ferrari dedicasen buena parte de la mañana a hacer rodar a Alonso con distintas alturas del alerón delantero. Sin embargo, en cuanto las condiciones de pista mejoraron los suficiente, en Ferrari ordenaron salir al español con poca carga de combustible y neumáticos blandos para hacer 'stints' cortos, uno de los cuales, de solo cuatro vueltas, le permitió conseguir lo que a la postre sería el mejor tiempo del día.

Con su nombre en lo más alto de la tabla de tiempos, Fernando Alonso se fue a comer para regresar y dedicar la tarde que le quedaba en la semana a realizar simulacros de carrera. El piloto español montó en su F138 juegos de neumáticos más duros para comenzar una serie de stints largos, de cara a conocer mejor el comportamiento de su monoplaza en un número de vueltas similar al de carrera. Si los tiempos que consiguió son significativos, se puede sacar una conclusión: en una tanda de casi 20 vueltas fue empeorando sus pasos por meta poco a poco, hasta quedarse en más de 1:28. La degradación es la respuesta a esta pérdida progresiva de tiempo en tandas largas. Preocupa ver cómo los compuestos duros pierden tanta competitividad, y la clave estará en ver a qué pilotos y a qué monoplazas les afecta más este problema. Otros corredores, como Mark Webber -que relevó a Vettel-, probaron a realizar tandas aún más largas, llegando incluso a los 30 giros. Sin embargo, el australiano no acabó bien su prueba y tuvo que regresar a boxes con problemas en el tren delantero.

Buenas sensaciones

En términos generales, Fernando Alonso debería sentirse satisfecho por lo que ha conseguido en esta semana. Solo le quedan dos días de test para acabar de afinar el F138 antes de desplazarse a Melbourne para la disputa del Gran Premio de Australia. Uno de los grandes temores de Alonso y de sus fans, que después de la decepción de no verle en Jerez disfrutaron de su presencia en Montmeló, era que se repitieran los malos augurios de la pasada pretemporada. Fernando Alonso está entre los mejores desde el principio, y tanto por las sensaciones que le transmite el coche como por las suyas propias, se prevé un inicio de campaña 2013 más positivo que en 2012.

Este viernes se subirá al F138 Felipe Massa. El brasileño, que fue quien llevó la batuta en Jerez, será el encargado de acabar de poner a punto la segunda fase de los test de Ferrari en esta pretemporada.

Son muchos los datos a analizar, y Fernando Alonso le ha dejado no poco trabajo para el último día. Massa deberá acabar de confirmar sus propias sensaciones en Jerez, de donde salió notablemente contento y con ganas de afrontar una temporada 2013 sin tantos altibajos como la anterior.

Además, este viernes también puede acabar de cerrarse la parrilla de este año. Adrian Sutil, que rodó este jueves de nuevo con Force India, y Jules Bianchi, que volverá a hacerlo este viernes, son los principales candidatos al único asiento que queda vacante. El alemán Sutil confesó que esta será su última oportunidad si quiere seguir en la Fórmula 1, después del retiro obligatorio de 2012 tras la polémica que tuvo por una agresión en una discoteca en el GP de China de 2011.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Fernando Alonso concluye su semana en Montmeló en lo más alto