Djokovic y su nueva amenaza

El serbio persigue su cuarto título en Melbourne ante un Murray al alza


Novak Djokovic defiende el título de Melbourne ante Andy Murray (Eurosport, 9.30) con el aliciente añadido de consolidar su liderato en el ránking mundial. Ambos llegan en forma. El escocés, en su tercera final, confía en prolongar su racha tras un torneo espectacular hasta la semifinal contra Roger Federer. Mientras que el serbio, con tres títulos del Open de Australia ya en su palmarés, vivió un enorme susto frente a Wawrinka en cuartos y rayó la perfección en semifinales frente a David Ferrer. Ambos protagonizan ya otro clásico de rivalidad en el tenis actual y del futuro. El balcánico, por títulos y experiencia, pudiera ser considerado ligeramente favorito, pero su rival, ya desprovisto de la ansiedad de ganar, y tras sus dos grandes triunfos en los Juegos y el US Open, es un claro aspirante a disputar el número uno de la ATP.

Marcados por dos tragedias

Nacidos en 1987, vivieron en su niñez tragedias de las que marcan el carácter de por vida. La guerra de los Balcanes marcó la de Novak, un niño que sufrió los bombardeos de Belgrado, buscando para entrenarse las zonas mas devastadas «porque creían que allí ya no bombardearían, porque no tenían nada más que destruir». Andy presenció la matanza en la escuela de su pueblo, Dumblane, cuando tenía 8 años. Entonces, un coordinador de boy scouts irrumpió armado, se dirigió al gimnasio y, antes de suicidarse, mató a 16 niños y una profesora. Andy y su hermano Jamie caminaban hacia el gimnasio cuando escucharon disparos y se escondieron bajo la mesa del despacho del director, lo que les salvó la vida.

Inicios con entrenadoras

Tenísticamente, se iniciaron con entrenadoras -en el caso de Murray, su madre- y completaron su formación fuera de sus países: Nole en la escuela de Niki Pilic en Múnich, y Andy en la de Emilio Sánchez Vicario en Barcelona. En cambio, sus trayectorias resultaron diferentes. Al serbio le descubrió una conocida entrenadora balcánica, Jelena Gencic, a la que a los 8 años ya le dijo que su meta era ser número 1 del mundo. En cambio, Murray aparece en otra grabación a los 11 años peloteando con su madre, y Judy comenta que no tiene mucho talento, y que su hermano Jamie, dos años mayor, apuntaba mejores condiciones.

Djokovic se hizo profesional 2 años antes que Murray. El serbio ya ganó un major en su primera final, en Melbourne 2008, y hoy suma cinco, mientras que Murray debió aguardar al quinto partido por el título para celebrar en el US Open su primer grand slam.

Hasta ahora, estas diferencias marcaban un claro favoritismo de Djokovic, un pronóstico que se ha ido reduciendo con la evolución de la mentalidad de Murray. El tenis y los resultados de Novak mejoraron de forma espectacular tras el título de la Davis 2010. El oro olímpico en Wimbledon y la victoria en Nueva York produjeron un cambio similar en la cabeza de Andy. Y en la mentalidad se va a decidir el partido.

Matices en su juego

Extrovertido el serbio, más reservado el británico, están excepcionalmente dotados técnica y físicamente, con escasas diferencias: mejor derecha del serbio, mejor volea del británico? Ambos hicieron un enorme esfuerzo de autocontrol, a diferencia de Nadal, educado desde su niñez a focalizar sus virtudes en ganar al contrario. Tanto Novak como Andy tuvieron en sus caracteres sus peores enemigos. Ambos -pero siempre el serbio por delante- supieron que para subir hasta la cumbre, había que cambiar. Y lo hicieron. Los resultados están a la vista.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Djokovic y su nueva amenaza