El fútbol endeuda a la Generalitat valenciana en 118 millones

La comunidad se ha convertido en el principal propietario del Valencia, Hércules y Elche, contraviniendo la ley, que prohíbe a un accionista poseer más del 5 % de dos equipos

La Voz

La Comunidad Valenciana deberá pagar 118 millones de euros pertenecientes a deudas del Valencia, Hércules y Elche y se convertirá así en el máximo accionista de los tres. La Generalitat avaló créditos con distintas entidades por este valor conjunto y a los que los equipos ya han anunciado que no pueden hacer frente. Por eso, sin quererlo y ante la ejecución de dichos avales, Valencia se ha convertido en el principal propietario de los tres clubes, contraviniendo lo establecido en la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas que prohíbe a un accionista tener más del 5% de dos equipos, tal y como publicó ayer el diario El País.

Todo un lujo para la que a finales de julio se convirtió en la primera región española que pidió su rescate al Gobierno central. Y un dispendio obsceno para un Ejecutivo, el de Fabra (sucesor de Francisco Camps), que hasta la intervención del Estado no disponía de dinero suficiente como para pagar los medicamentos de sus ciudadanos.

De hecho, esos 118 millones de euros que impulsarán al Gobierno valenciano como principal propietario del Valencia, Hércules y Elche, son cuatro más de los que los farmacéuticos recibieron a finales del año pasado para desconvocar la huelga que habían iniciado el 5 de noviembre ante la enorme deuda de 450 millones que la arcas de la comunidad acumulaban con estos profesionales y que ya había falta de suministro en algunos fármacos esenciales. Fue el primer pago de los programados para terminar con el conflicto y se pudo ejecutar gracias a los 750 millones que el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas adelantó del rescate de 4.500 que en total solicitó Valencia para garantizar su viabilidad económica.

Recortes en sanidad y educación

Pero los 118 millones que destinará forzosamente la Comunidad Valenciana a saldar la deuda del Valencia, del que se quedará con un 70% de las acciones; del Hércules, dispondrá del 65% de la entidad; y del Elche, del que controlará el 40%, chirrían aún más si cabe cuando el Ejecutivo autonómico se ha volcado en un plan exhaustivo de recortes y que ha afectado de manera ostensible a la sanidad y a la educación. Este último, un sector al que la Generalitat le abonó 30 millones con el primer pago del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), articulado por el Gobierno de Mariano Rajoy para evitar la bancarrota de algunas autonomías.

En cuanto a la sanidad, el Ejecutivo de Fabra privatizó la gestión de todos los servicios externos con el objetivo de ahorrar a las cuentas de la comunidad aproximadamente 175 millones de euros. Quizás parte de esta cantidad derivada de la pérdida de un activo público se destine a conjugar la deuda del Valencia, Hércules y Elche con las entidades de crédito.

El fútbol nunca ha sido tan de dominio del contribuyente como en Valencia, donde no solo paga las entradas, sino que lo sostiene con impuestos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El fútbol endeuda a la Generalitat valenciana en 118 millones