La crisis golpea la expansión de la lucha olímpica

José Cuba es el máximo exponente de la lucha en Galicia.
José Cuba es el máximo exponente de la lucha en Galicia.

Lugo / La Voz

Muy pocos se libran de la crudeza con la que la crisis golpea a la sociedad. El deporte es uno de los estamentos que más lo está notando. Y en este ámbito, las disciplinas minoritarias aún lo sufren más. Es el caso de la lucha libre olímpica en la provincia de Lugo. Con epicentro en Vilalba de la mano de su Club de Loitas, había ido poco a poco logrando una pequeña expansión. La crisis, sobre todo en esta temporada, está suponiendo un freno que puede poner en peligro su viabilidad.

«É difícil ter unha financiación máis alá do altruismo», señala Iván Castro, alma máter del club vilalbés. Él, junto a su hermano Nicolás, ambos con numerosos títulos de campeón de España a sus espaldas, y ahora dedicados a la docencia de su deporte, han sido los impulsores de este deporte, uno de los más antiguos del mundo, por la provincia. «Os recortes que estamos a sufrir van a impedir que teñamos entrenador», lamenta Iván.

Pero, pese a las dificultades, siguen hacia adelante. Han logrado que se impartan clases de lucha libre en Cospeito, Guitiriz, Xermade. Los concellos ponen las instalaciones y el Club de Loitas vilalbés, los técnicos. Y se produce el efecto llamada, y cada vez más niños se apuntan a una actividad gratuita y en la que, sobre todo, el aprendizaje «se busca a través do xogo».

De su impulso, de 15 años de dedicación, «de buscar, promocionar, que foi o máis duro», como reconoce el propio Iván, nacieron a su vez los clubes de Rábade y de Lugo. Y con su trabajo, han salido talentos como José Cuba, a las puertas de los Juegos Olímpicos, y José Luis Puentes, ambos vilalbeses. Espera que la crisis no se lleve por delante un trabajo de tantos años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La crisis golpea la expansión de la lucha olímpica