Ricky Rubio alumbra Minnesota con su regreso tras 9 meses lesionado

El base español está listo para jugar este sábado contra Dallas


Ricky Rubio ha creado un estado de excitación en Minnesota. Y todavía no ha dado un pase por la espalda ni entre las piernas de un rival. La sola proximidad de su regreso a las canchas tras 9 meses de baja ha puesto a los Timberwolves en alerta. La reaparición de Rubio se rumoreaba para el pasado miércoles contra Denver pero finalmente será este sábado contra Dallas. Unos días más o menos no suponen diferencia para que la NBA vuelva a palpitar, con ganas de ver la segunda entrega de Rubio en Estados Unidos.

La primera quedó en hiato a principios de marzo, cuando en el final de un duelo apretado con los Lakers la rodilla izquierda de Rubio chocó con la de Kobe Bryant. El ligamento anterior cruzado no resistió y se rompió. Ricky estaba brillando sobremanera en su temporada como rookie, respondiendo a toda la expectación que su llegada a la NBA había despertado.

Promediaba entonces 10 puntos y 8 asistencias. Los Timberwolves presentaban un balance de 21 victorias y 20 derrotas y competían por entrar en play off después de dos años consecutivos ganando 17 de 82 partidos. Era un habitual de los resúmenes de las mejores jugadas y, de la mano del estilo desenfadado de Rick Adelman, había formado junto a Kevin Love una de las parejas más atractivas de la NBA.

Minnesota se desinfló y perdió 20 de los últimos 25 partidos ya sin Rubio, que vuelve a un equipo muy reforzado. Llegaron a los Wolves Chase Budinger, Andrei Kirilenko y su compatriota Shved. Pese a comenzar la temporada con Love convaleciente de una operación en la mano, Minnesota está con 9 victorias y 9 derrotas preparado para el espaldarazo de Rubio, que por su lesión tampoco pudo disputar los Juegos Olímpicos con España.

El pasado 5 de diciembre completó su primer entrenamiento con el grupo. Rick Adelman no quiere prisas: «Parece que está bien para la lesión que ha sufrido, pero ahora no queremos que se apure y sufra un tirón muscular o algo así». Comenzó desde entonces a entrenar 5 contra 5 y con sesiones especiales de defensa uno contra uno con el veterano Josh Howard.

El regreso de Ricky Rubio a la NBA no es sólo esperada por Minnesota Timberwolves como la recuperación de uno de sus principales activos económicos, de mercadotecnia y de presencia televisiva y cibernética. El chico del Masnou también es esperado como agua de mayo por la propia Liga, huérfana de algunas de sus principales estrellas. Jugadores como Steve Nash, Derrick Rose, Dirk Nowitzki, Amare Stoudemire, Andrew Bynum y Kyrie Irving, grandes nombres de la competición, vendedores de camisetas y habituales de los highlights, están caídos en combate.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Ricky Rubio alumbra Minnesota con su regreso tras 9 meses lesionado