Ucrania se abona al fútbol rebelde

El exdeportivista Iago Beceiro será el segundo atacante coruñés del equipo de Lviv, junto a Lucas Pérez


redacción / la voz

Sin duda, Ucrania se abona al fútbol de barrio, balompié coruñés de toda la vida, el del pícaro que hace danzar la pelota y revienta las defensas rivales por donde menos se lo esperan. El que practica Iago Beceiro (A Coruña, 1993); el de Lucas Pérez (A Coruña, 1988). Desde ayer, compañeros en el Karpaty de Lviv.

Iago Beceiro ya se entrena a las órdenes de Nikolay Kostov, aunque no podrá disponer de ficha oficial para la competición hasta que se abra el mercado de fichajes de invierno, el 1 de enero. El futbolista coruñés llevaba dos meses negociando su salida del Deportivo, ya que había sido descartado por el técnico del Fabril, José Luis Devesa, poco después de comenzar la temporada.

La rescisión del vínculo con el club coruñés incluye una opción de recompra por un millón de euros durante las dos próximas temporadas a favor del Deportivo, que percibirá el 20% de lo ingresado por la primera venta del futbolista desde el Karpaty a un tercer equipo. La entidad ucraniana no ha abonado nada al Deportivo en concepto de traspaso ni por la incorporación de Iago Beceiro.

Lucas Pérez, jugador revelación de la Liga ucraniana, será el anfitrión y guía de Iago Beceiro en tierras eslavas. «La verdad es que es todo un ejemplo de que con dedicación y trabajo las cosas pueden salir bien por muy lejos que estés», dice el recién llegado.

«Si hace unos meses cuando jugaba en el Fabril me dicen que iba a terminar en Ucrania, les digo: ?¿Estáis de broma??»

«Lo pasé mal cuando no se arreglaba mi salida, porque yo lo que quería era poder jugar», dice el canterano, que pasó por todas las categorías del Deportivo desde que entró siendo benjamín hasta que debutó en Primera de la mano de Lotina con 17 años. «Evidentemente, a nadie le gustaría haber salido como tuve que hacerlo yo, pero son situaciones de la vida y de todo se aprende», añade. «Sé que en Ucrania no será fácil, pero estoy muy motivado, quiero explotar aquí», concluye.

Con el fútbol como idioma universal, la lengua será una de las barreras que tendrá que superar Beceiro: «Con el inglés me defiendo bien, pero de ucraniano no tengo ni idea, no sé qué tal se me dará...».

Iago Beceiro Pereiro exdeportivista en el karpaty ucraniano

«Si hace unos meses cuando jugaba en el Fabril me dicen que iba a terminar en Ucrania, les digo: ?¿Estáis de broma??»

«Lo pasé mal cuando no se arreglaba mi salida, porque yo lo que quería era poder jugar; evidentemente eso no le gustaría a nadie»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Ucrania se abona al fútbol rebelde