Primer revés para el Obradoiro

Robbie Hummel estará de cuatro a ocho semanas de baja por su lesión de menisco

LA VOZ

Primer contratiempo para Moncho Fernández. Primer revés para el colectivo obradoirista. Una de las apuestas más firmes de este verano tendrá que pasar por el quirófano. Robbie Hummel tendrá que estar entre cuatro y ocho meses en la grada. El jugador sufre «una rotura compleja del cuerno posterior delantero del menisco interno de la rodilla derecha», según explicó el club compostelano.

El ala-pívot, por lo tanto, deberá ser sometido a una artroscopia para tratar la lesión. Moncho Fernández tendrá que esperar para ver en acción a una de sus estrellas, que no podrá empezar la Liga. Todavía no hay fecha para su vuelta. No se sabe cuánto tiempo tardará en vestirse de corto y debutar con el Obra. Se calcula ente cuatro y ocho semanas, pero todo dependerá de cómo sea su evolución.

Hummel (Estados Unidos) llegó a la capital gallega procedente de la Universidad de Purdue (Indiana). Tiene 23 años y 2,03 de estatura y fue elegido en el draft de la NBA en el puesto 58 por los Minnesota Timberwolves. No comenzó la pretemporada con el plantel obradoirista por una serie de problemas físicos, que el club confía en que no hayan provocada esta nueva lesión.

Hummel dijo al fichar por el Obra que su interés por llegar a la liga española era para crecer como deportista y para conseguir lo que otros compañeros lograron antes al pasar primero por Europa antes de firmar de nuevo un contrato en la NBA. De momento, Hummel tendrá que esperar para verse como obradoirista. Y la afición también se perderá, en al menos seis o siete partidos, el concurso de su estrella.

Robbie Hummel, que arribó a Santiago encantado con el proyecto obradoirista, es un jugador en el que el club ha puesto muchas esperanzas. Todos esperan que se convierta en uno de los nombres importantes en la Liga Endesa. En el Obra saben que será una baja importante en el arranque liguero, pero confían en su recuperación y en el valor que aportará esta temporada al equipo.

Hummel firmó unas grandes estadísticas en sus primeros años en la liga universitaria, pero una lesión de rodilla le obligó a parar y estar un año en el dique seco, lo que frenó su meteórica proyección. Volvió a jugar y ya estaba recuperado, pero ahora las dudas vuelven ante esta nueva lesión.

Hummel está llamado a hacer grandes cosas durante este próximo curso en la Liga Endesa, pero habrá que esperar todavía un tiempo. Será uno de los pilares del conjunto santiagués y el Obra, al menos eso es lo que quiere él, su trampolín para la NBA.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Primer revés para el Obradoiro