Veloso, el gran animador de la decimoctava etapa de la Vuelta


vilagarcía / la voz

No siempre el que la sigue, la consigue. Al menos, en esta Vuelta a España pasada de revoluciones. Las que se han visto obligados a imprimir la mayoría de los equipos del pelotón ante las contadas migajas que han dejado por el camino las luchas intestinas entre Purito Rodríguez, Alberto Contador y, en el primer tramo de la ronda, Alejandro Valverde, con las bonificaciones al otro lado de la línea de meta como aliciente extra. Por ello, la actuación ayer de Gustavo César Veloso se ha convertido en el sueño de la inmensa mayoría del pelotón. Esa que forman los gregarios que aspiran a su pequeña cuota de gloria televisiva en los tramos finales de etapa. Los que se mueven en términos de cuota de pantalla.

«Polo menos, quédome coa sensación de ter collido unha fuga». Incrustada en la modestia que entona siempre su discurso, el corredor vilagarciano, el único gallego en la Vuelta a España 2012, mostraba ayer su razonable satisfacción por haber coprotagonizado la decimoctava etapa de la ronda hispana. En el kilómetro 3 Veloso saltaba del pelotón en busca de los cuatro ciclistas que avanzaban ya por delante. Y el arousano formaba en el kilómetro 10 la escapada buena junto a Gastis Smukulis (HTC), Luis Ángel Mate (Cofidis), Brent Bookwalter (BMC) y Martijn Keizer (Vaconsoleil). En la etapa más larga de la Vuelta, de 204,5 kilómetros entre Aguilar de Campó y Valladolid, llegaron a disponer de 5 minutos y 14 segundos (km. 51), para ser atrapados en el 187.

Veloso afirmaba ayer que «hoxe era un pouco máis doado coller a escapada. Non había tanta guerra porque a xente pensaba que se ía chegar ao esprint». Como así fue, con victoria de Daniele Bennati, del RadioSchack. De hecho, fue el trabajo conjunto de este último y el del Argos de John Degenkolb el que tiró la escapada abajo. «Houbo bo entendemento entre os cinco, pero con dous equipos tirando por atrás, era moi complicado», comenta Veloso. «A miña intención era aguantar ata o alto do repeito no que nos colleron, para entrar na meta cos primeiros, pero non foi posible. Atrapáronme na base e cheguei na cola».­

El de Bamio apunta que «tras a crono de Cambados tentei meterme nunha fuga case todos os días. Pero entre as bonificacións e que hai moitos equipos sen vitoria que tiran as escapadas nas que non entran, é moi difícil». Veloso, dice, lo seguirá intentando.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Veloso, el gran animador de la decimoctava etapa de la Vuelta