La calma institucional facilitó el logro histórico de la quinta medalla

La VOz

En la consecución del logro histórico de la quinta medalla ha habido una calma institucional en torno a la figura de David Cal que le ha permitido entrenarse en las mejores condiciones. Estuvo, tal y como quería, entrenando en el club Naval de Pontevedra y luego en Cervo donde se centró en la preparación para un reto mayúsculo en el deporte español. Todo lo contrario a lo que había sucedido durante el anterior ciclo olímpico cuando encontró continuas trabas a su trabajo en la etapa del Gobierno bipartito, en el que la dirección xeral para o Deporte estaba dirigida por Marta Souto, que dependía de la conselleira de Cultura e Deporte, Ánxela Bugallo.

Parte del conflicto estallo cuando perdió la condición de deportista de alto nivel por parte de la Xunta. Una traba en su segundo gran asalto olímpico, después de Atenas, donde ya había sido bimedallista. Estos constantes choques con el anterior Ejecutivo autonómico provocaron que el canoísta de Cangas no tuviese una puesta a punto plácida como era de esperar en un competidor de su nivel. Sin embargo, David Cal, como ha sido una constante en su carrera, logró sobreponerse a estas dificultades y regresó de China con dos medallas.

Votación
5 votos

La calma institucional facilitó el logro histórico de la quinta medalla