Fernando Alonso cruzó el ecuador del Mundial de fórmula 1 con un liderato sólido

El piloto español aventaja en 34 puntos a Mark Webber y en 44 a Sebastian Vettel, sus inmediatos perseguidores


Fernando Alonso (Ferrari), que el domingo ganó por tercera vez en Hockenheim -después del 2005 y el 2010-, salió como líder reforzado tras el Gran Premio de Alemania, la décima carrera de un Mundial que atravesó su ecuador en la pista de Baden-Wuerttemberg y que se reanuda este fin de semana en Hungría, antes del parón veraniego.

Alonso, que el sábado firmó en Hockenheim su vigésima segunda pole, completó un fin de semana de ensueño el domingo, al apuntarse la trigésima victoria de su carrera, la tercera del año y la novena desde que pilota para Ferrari, la escudería con más solera de la fórmula 1, la única que ha participado en todas las ediciones del Mundial desde su creación, en 1950.

El piloto español amplió su liderato en Alemania y ahora domina el Mundial de fórmula 1 con 154 puntos, 34 mas que el australiano Mark Webber (Red Bull) y 44 más que su compañero el bicampeón alemán Sebastian Vettel, que en Hockenheim cruzó segundo la meta, pero fue sancionado con veinte segundos por adelantar de forma antirreglamentaria al inglés Jenson Button (McLaren) y acabó quinto, cediéndole la plaza al campeón de 2009.

Alonso arrancó con una quinta plaza en Australia el Mundial de los seis campeones, en el que el primero en ganar fue precisamente Button, primer líder del año tras ganar en Melbourne, donde el doble campeón mundial asturiano, que había salido duodécimo, exprimió los recursos para avanzar siete puestos.

Con un monoplaza al que aún le faltaba mucho y que ha ido mejorando conforme avanzaba la temporada, Fernando pescó en río revuelto en la lluviosa Malasia, donde se anotó la segunda carrera, por delante de una de las revelaciones de la temporada, el mexicano Sergio Pérez (Sauber). El 25 de marzo, Alonso vencía por tercera vez en Sepang, con tres coches diferentes, después de haberlo hecho en 2005, con Renault; y en 2007, con McLaren.

Ferrari volvió a la dura realidad en los Grandes Premios de China -donde el alemán Nico Rosberg (Mercedes) estrenó casillero de poles y victorias- y Bahrein -donde ganó Vettel-, plazas en las que Alonso sólo capturó un noveno y un séptimo puesto.

Las mejoras en el Ferrari de Alonso se hicieron notar algo en Barcelona, donde el doble campeón mundial asturiano subió de nuevo al podio al acabar segundo en Montmeló, en un Gran Premio de España que pasará a la historia porque lo ganó Pastor Maldonado, único venezolano que se ha impuesto en una carrera de fórmula 1 y primer piloto de Williams que lo conseguía desde que lo hiciese el colombiano Juan Pablo Montoya en el 2004, en Sao Paulo (Brasil).

En Mónaco ganó Webber, en una carrera en la que Fernando subió de nuevo al podio al concluir tercero, por detrás de Rosberg; y Montreal festejó al séptimo ganador en siete carreras en la figura del inglés Lewis Hamilton (McLaren), campeón del mundo en 2008, en una carrera en la que los neumáticos le jugaron una mala pasada a Alonso, que perdió tres puestos en el tramo final de la prueba y sólo pudo ser quinto.

Dos semanas después, Fernando obtuvo su victoria más emotiva en Valencia, donde ganó por primera vez al anotarse el Gran Premio de Europa, convirtiéndose en el primero del año en repetir victoria.

Le emuló Webber en Silverstone, donde Fernando fue segundo tras haber salido desde la pole. Y en Hockenheim, Fernando Alonso marcó de nuevo la diferencia convirtiéndose en el primero en capturar tres victorias este año.

Subió su marca a 30 y se colocó a tiro de una del inglés Nigel Mansell, cuarto en la clasificación de todos los tiempos, que comanda el alemán Michael Schumacher, el «hombre récord» de la fórmula 1, con 91 victorias, cuarenta más que el francés Alain Prost. El fallecido Ayrton Senna, tercero en esa relación, subió 41 veces a lo alto de un podio.

Alonso, que sigue escribiendo historia, suma 79 podios, uno menos que Senna, tercero en esta relación, por detrás de Schumi, que subió 155 veces al cajón, y de Prost, que sumó 106 podios.

Con la de ayer, el piloto asturiano lleva 22 carreras seguidas puntuando, una racha que arrancó en Valencia, en el GP de Europa del año pasado. Y que sólo supera, por supuesto, el Kaiser que no dejó de puntuar en 24 ocasiones: las comprendidas entre el Gran Premio de Hungría del 2001 y el de Malasia del 2003.

Casualmente, en el que Alonso -que pase lo que pase en Hungría este fin de semana, se irá como de vacaciones- celebró su puesta de largo, al firmar en ese Gran Premio el récord de precocidad en esos momentos en apuntarse la pole y en subir al podio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Fernando Alonso cruzó el ecuador del Mundial de fórmula 1 con un liderato sólido