Triunfos vigueses en el gallego de balonmano playa

en hombres y en mujeres, ganan en Samil

la voz

La prueba viguesa del Campeonato Gallego de Balonmano Playa se resolvió finalmente a favor de uno de los equipos locales, el Painkillers, un club gallego específico de esta modalidad que contaba entre sus filas con muchos nombres vinculados al Seis Do Nadal y que eliminó de forma sucesiva a equipos con presencia de jugadores de Octavio y Cangas. En categoría femenina, El Bunga se alzó con el trofeo.

El cuadro masculino parecía dispuesto para una final entre los dos equipos que tenían en sus filas a varios de los jugadores destacados de las canteras de los dos grandes clubes de la ría, el Octavio y el Cangas. Sin embargo, el equipo Don Caimán, liderado por Cerillo y Ballesteros, se cruzó en la semifinal con los Painkillers, que le endosó un 2-0 en sets. Los representantes del club rojillo lograron el tercer puesto final.

En la otra orilla, el equipo Ramal dos Galos estaba formado por referentes del Balonmán Cangas, como Adrián Rosales, Serafín Pousada o David Lagoa. Este equipo logró el pase a la final tras la ronda de shoot-out de desempate ante Sin Semilla.

La gran final resultó igualada desde el pitido inicial. El primer período lo dominaba con cierta comodidad Ramal dos Galos, aunque en la recta final su rival dio un arreón que le concedió opciones para el último minuto. El cuadro cangués parecía sentenciar con un gol a falta de un segundo. Sin embargo, el portero Nani tuvo una gran reacción con un disparo directo desde portería que se coló en el marco contrario. El valor doble de esa acción le dio la victoria en el primer parcial a los Painkillers, que se valieron de ese golpe moral asestado al rival para dominar el segundo tiempo y alzarse con el trofeo por 2-0 (16-15 y 10-14).

En categoría femenina, la gran final fue aún más igualada, puesto que hubo que decidirla en el desempate de los lanzamientos (shoot-out), que resolvió El Bunga sobre Las Juveniles en un claro 5-1 para deshacer el empate a sets (11-10 y 13-15). El cuadro de honor, en el tercer escalón, lo completó Merengue Merengue.

La organización del torneo designó como mejores jugadores a dos porteros. El del campeón masculino, Nani, y la de las subcampeonas, Mabel.

El recinto VigoArena de la playa de Samil registró una gran actividad durante todo el fin de semana, con 40 equipos participantes en el torneo, lo que supuso cerca de 400 deportistas a lo largo de ambas jornadas.

VigoArena espera ya uno de los torneos más populares de todos los veranos, el de Fútbol Playa, que se celebrará el próximo fin de semana en el mismo recinto de Samil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Triunfos vigueses en el gallego de balonmano playa