«No acepto que digan que falto a la verdad»

El argentino aparece en el entrenamiento por primera vez desde la polémica por las obras


Marcelo Bielsa dirigió a su equipo por primera vez desde que comenzó la pretemporada y tras el conflicto abierto con el club, que originó una ola de rumores sobre su salida inmediata. El técnico de Rosario publicó además un comunicado en su Facebook donde vuelve a hacer hincapié en todo lo sucedido sin modificar ninguna de sus ideas. Lo que frenó la marcha del entrenador fue el vínculo recién firmado por un año más que le une al Athletic Club. Un contrato que está dispuesto a cumplir, porque para eso lo rubricó.

Bielsa lanzó preguntas al aire tales como: «¿Por qué el club y yo observamos de manera opuesta una misma realidad, siendo que las dos partes trabajamos de forma bien intencionada por un objetivo común?», «Si nadie se equivocó, ¿por qué el primer equipo no dispone en el tiempo y la forma acordados de las instalaciones donde se realiza la pretemporada?». «He analizado y discutido con todos los integrantes de la junta directiva el contenido del comunicado que emitieron. Puedo aceptar que me desautoricen, pero no que, indirectamente y sin demostrarlo, se indique que falto a la verdad. Lo ocurrido modifica la forma de relacionarnos», apuntó Bielsa. Este aspecto vuelve a hacer saltar las alarmas en el club de Ibaigane. Todo parece indicar a que el argentino cumplirá su contrato con los leones pero será difícil que la herida abierta cicatrice y se olviden ambas partes de este conflicto. Por tanto, podría tratarse de la segunda y última temporada del Loco al frente de los rojiblancos. «La figura del director deportivo resuelve las situaciones que deriva mi comportamiento. Desarrollaré mi tarea como hasta ahora y mantengo el compromiso que asumí con la institución», concluyó el comunicado emitido por el entrenador.

Al octavo día

El octavo día de pretemporada del Athletic coincidió con la primera jornada sobre el terreno de juego de Bielsa, quien estuvo presente en la que también fue la primera sesión táctica-técnica con el balón de por medio del plantel.

Así estaba previsto la pasada semana, después de que los preparadores físicos acometieran la primera parte del plan de pretemporada. Sin embargo, nadie podía apostar por ello después de lo ocurrido el jueves y viernes, con el enfrentamiento público entre técnico y club. Bielsa dio una extensa rueda de prensa el jueves en la que acusó a sus dirigentes de no defenderle en su pelea con la constructora que está realizando las obras de remodelación de Lezama, la ciudad deportiva del club.

Al día siguiente, los dirigentes del Athletic emitieron una nota pública en la que desautorizaron a su propio entrenador, a quien quitaron la razón en el conflicto. Tal hecho propició una reunión de urgencia entre las partes y la aparición de múltiples rumores sobre la renuncia de Bielsa. Pero el argentino sigue, al menos de momento. Bielsa dirigió el entrenamiento con su conocida actitud, dando paseos y mirando al suelo.

Durante dos horas, el equipo realizó diversos ejercicios en dos campos diferentes, como es habitual. Tras la sesión de trabajo, el futbolista Óscar De Marcos afirmó que el vestuario se quedó «al margen por completo» del conflicto entre club y entrenador. «Bielsa estuvo con nosotros el otro día, pero las cosas que se hablan en la caseta se quedan dentro. Yo lo veo igual que siempre, no creo que sea diferente con respecto a la pasada temporada. El es ambicioso al máximo y eso es lo que nos ha dicho hoy, que hay que ir a por todas», añadió.

Más información:

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«No acepto que digan que falto a la verdad»