Segundo futbolista surcoreano que se suicida por un escándalo de apuestas

La manipulación organizada de partidos salió a la luz el año pasado y supuso el arresto de 50 jugadores


El fútbol de Corea del Sur se vio sacudido por una nueva muerte relacionada con un escándalo de apuestas. El pasado fin de semana se encontró el cadáver del exjugador profesional Lee Kyung Hwan cerca de su casa en Incheon, según confirmó la policía en la ciudad costera del oeste del país. «El caso está cerrado», agregó la policía. Ya es la cuarta muerte de personas relacionadas con el escándalo.

Lee fue suspendido de por vida por su implicación en las apuestas que tanto han dañado a la K-League. Fue condenado a pagar además una multa de siete millones de won (unos 4.700 euros) y a realizar 300 horas de servicios sociales. La manipulación organizada de partidos salió a la luz el año pasado y supuso el arresto de 50 jugadores, contables y otras personas. Como otros profesionales, se consideró probado que Lee cometió errores intencionados para influir en el resultado. A cambio, recibió dinero de quienes manejaban las apuestas.

Otros dos futbolistas implicados, Yoon Ki Won y Jung Jong Kwan, fueron encontrados muertos en mayo del 2011, así como el ex entrenador Lee Soo Chul en octubre. En los tres casos la policía habló de suicidios. El fútbol no es el único deporte en Corea del Sur cuya imagen se ha visto sacudida por acusaciones de manipulación. También el béisbol, el voleibol e incluso las carreras de motonáutica se han visto salpicadas.

El diario The Korea Times informó de que un tribunal de Taegu condenó por manipulación a varios meses de libertad condicional. En otro caso ya, siete jugadores y ex jugadores de voleibol y siete corredores de apuestas fueron condenados a penas de cárcel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Segundo futbolista surcoreano que se suicida por un escándalo de apuestas