Cientos de personas despiden a Iñigo Cabacas, el seguidor del Athletic de Bilbao fallecido

La Ertzaintza detiene a dos personas que participaron en la pelea que desencadenó la carga policial

Los padres, en el centro
Los padres, en el centro

Cientos de personas han asistido al funeral por el joven hincha del Athletic de Bilbao Iñigo Cabacas, muerto el pasado domingo tras recibir un pelotazo de goma de la Ertzaintza en unos incidentes registrados el 5 de abril al término del partido entre Athletic y Schalke 04. El funeral, celebrado en la parroquia del Corpus Cristi de Bilbao, muy próxima al lugar donde Cabacas recibió el pelotazo de goma que le provocó una fractura craneal y hemorragia cerebral, ha tenido lugar en un ambiente de serenidad y dolor contenido entre los allegados del fallecido.

A las honras fúnebres han asistido la familia del joven aficionado rojiblanco, sus amigos y algunos jugadores y exjugadores del Athletic como los lesionados Carlos Gurpegui y Aitor Ocio o el legendario portero del equipo bilbaíno y la selección española, Jose Ángel Iribar. El club rojiblanco estuvo representado por dos miembros de su junta directiva.

En el transcurso del funeral, el oficiante leyó una nota del obispo de Bilbao, Mario Iceta Gabicagogeascoa, en la que se une al deseo de quienes solicitan el esclarecimiento de los hechos que causaron la muerte de Cabacas y «la asunción de las responsabilidades pertinentes». Iceta considera en su nota que «el relato veraz y la aplicación de la justicia pueden ofrecer consuelo, aunque de ninguna manera compensen la pérdida de una vida humana, siempre irreparable». El obispo bilbaíno pide por último que «sucesos tan lamentables» como este ayuden a extraer las consecuencias «para que no se vuelvan a repetir».

Detenciones

Dos jóvenes han sido detenidos en Bilbao y Abadiño (Vizcaya) por la Ertzaintza como presuntos participantes en la pelea que originó la intervención de la Ertzaintza en la que Iñigo Cabacas recibió un pelotazo de goma. Según han informado fuentes del departamento vasco de Interior, los arrestos se han efectuado en el transcurso de las investigaciones abiertas por la Ertzaintza para esclarecer los sucesos que desembocaron en los incidentes en los que resultó mortalmente herido Cabacas.

Los detenidos, de 22 y 26 años, han sido arrestados esta mañana y actualmente se encuentran en dependencias de la Ertzaintza para esclarecer su grado de participación en el «tumulto, agresión o pelea» que desencadenó dicho altercado. El consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, explicó en la conferencia de prensa en la que ofreció el relato de los hechos que causaron la herida mortal al joven aficionado rojiblanco, que el centro de atención de emergencias recibió una llamada el 5 de abril que avisaba de que «un grupo de violentos» había agredido a varias personas en la calle María Díaz de Haro, junto a un bar, donde «al menos había dos personas heridas con lesiones importantes».

En respuesta a la llamada a Sos Deiak, acudió una patrulla de la Ertzaintza que, al ver la aglomeración de gente y «el riesgo por la actitud violenta y la embriaguez de algunos de los presentes», decidió pedir refuerzos. Al lugar llegaron más patrullas que fueron recibidas «con lanzamiento de botellas y otros objetos», en un ambiente de «nivel de agresión fuerte hacia los agentes», entre quienes se produjeron tres heridos.

«Para tratar de garantizar» la seguridad de los agentes actuantes, relató el consejero, los ertzainas realizaron «una salva de disparos de aviso» y después lanzaron pelotas de goma, «como las que utilizan todas las policías». En estos incidentes, Iñigo Cabacas, quien se encontraba celebrando con unos amigos la victoria del Athletic ante el Schalke 04 en las proximidades de una herriko taberna, resultó mortalmente herido en la cabeza por el impacto de una pelota de goma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Cientos de personas despiden a Iñigo Cabacas, el seguidor del Athletic de Bilbao fallecido