Pau Gasol espera las últimas horas para saber si los Lakers le traspasan

Miguel Piñeiro Rodríguez
Miguel Piñeiro REDACCIÓN

DEPORTES

LANCE MURPHEY

El período de traspasos termina el jueves al mediodía y los rumores cercan al pívot catalán

15 mar 2012 . Actualizado a las 00:01 h.

Pau Gasol volvió anoche al pabellón donde emepzó su andadura en la NBA, un cruce de caminos paradójico en la actual coyuntura del pívot catalán. Después de batallar contra su hermano Marc y el primer equipo de su aventura en la Liga estadounidense, los Memphis Grizzlies, el jugador de los Lakers se sentó a esperar la decisión de la franquicia de Los Ángeles sobre si le traspasa o no. El período permitido para estas operaciones acaba el jueves al mediodía y el de Gasol es el segundo nombre más gordo que se puede mover, por detrás del de Dwight Howard.

El último rumor situaba a Pau en el punto de mira de los Bulls. Despechada la franquicia de Chicago por el desinterés en ellos de Dwight Howard, habrían ofrecido poco más que Carlos Boozer para conseguir al mayor de los Gasol. Los Lakers no parecen especialmente excitados por esta oferta. El objetivo de Mitch Kupchak, manager general de los Lakers, es sobre todo un base estrella de la NBA. Lo tenían en la mano con la operación para conseguir a Chris Paul a cambio de Gasol y que fue parada por la dirección de la Liga.

Por eso cobró fuerza la posibilidad de un intercambio con los Boston Celtics, que enviarían a la costa Oeste a Rajon Rondo. Nadie entendía la intención de los Celtics por deshacerse de Rondo, y al final el jefe de la mítica franquicia, Danny Ainge, entró en razón y descartó mover a la piedra filosofal de los Celtics en la década venidera. Con todos los rumores que circundan al traspaso de Dwight Howard, los Orlando Magic no parecen interesados en conseguir a Gasol a cambio, porque el equipo de Florida tiene pánico a que se repita la misma situación que cuando traspasó a Shaquille O'Neal: obtener demasiado poco a cambio.