Ferrari, a medio gas

La escudería italiana no quiere volver a equivocarse en problemas de raíz


Ayer finalizaron las segundas tandas de test de pretemporada de Fórmula 1. El circuito de Montmeló tendrá un corto respiro hasta la próxima semana, cuando los monoplazas regresen a la pista del trazado catalán para dar los últimos retoques antes de emprender el viaje quince días después al circuito de Melbourne. Casi todos los equipos se han mostrado satisfechos con lo visto, y pocos han tenido queja de sus monoplazas. Más allá de unos 'quítame allá esos trompos', las escuderías van afinando sus violines de cara a una temporada que todos, incluido el propio maestro de ceremonias Bernie Ecclestone, espera más igualada que la pasada. Uno de los primeros pasos para ello es que Red Bull no esté tan lejos de sus principales rivales, a priori Ferrari y McLaren.

Mientras que en la escuadra inglesa se muestran razonablemente satisfechos, y eso que son los únicos que no llevan el 'morro de pato' que sí han usado sus rivales, en la 'Scuderia' no han parado de probar una y otra vez distintas soluciones. La parafina ha sido un elemento predominante en los bólidos rojos de Fernando Alonso, primero, y Felipe Massa, después.

¿Qué es lo que no acaba de convencer al equipo de ingenieros que comanda Pat Fry?

Tanto que el del brasileño ha llegado a ser el único coche en la pista catalana de Montmeló en llevar impregnado ese colorido líquido que sirve para estudiar los flujos de aire. ¿Qué es lo que no acaba de convencer al equipo de ingenieros que comanda Pat Fry?

Tras el octavo día de los doce previstos para los entrenamientos de pretemporada, casi todos los equipos saben, más o menos, dónde tienen sus puntos fuertes y cuáles son las sensaciones sobre unos monoplazas que, por normativa, se han convertido en máquinas bastante distintas a las vistas en 2011. De hecho, hasta el jueves cuando casi todos habían cerrado una típica prueba: rodar por la larga recta de Montmeló a velocidad constante para medir el flujo aerodinámico.

«Somos algo más positivos»

Ferrari ordenó este viernes a Felipe Massa que siguiera con ese programa durante un buen rato. Según sus propias palabras, estos experimentos han servido para encontrar «el camino correcto». Y es que no quieren volver a equivocarse. Prefieren probar bien y estar seguros, antes de que se vuelvan a ver completamente fuera de juego, como les ocurrió el pasado año. «Somos algo más positivos porque hemos encontrado la forma correcta de trabajar y creo que ahora veremos llegar las evoluciones.

Las vueltas que hicimos por la tarde fueron consistentes. Aún hay que trabajar, pero por fin hemos encontrado el camino para tener un coche mejor», destacó este viernes el piloto brasileño, después de completar 103 vueltas a los mandos del F2012 en Montmeló.

Siguiendo con la tónica que utilizó Fernando Alonso cuando salieron de Jerez -puso la evolución del monoplaza rojo al 20%-, el brasileño ha puesto al F2012 en un 5 en una escala del 0 al 10. Massa ha conseguido realizar, por primera vez para la 'Scuderia' esta temporada, pruebas con tandas largas, sin llegar a completar una simulación de carrera, pero que acercan más al equipo al objetivo que quieren alcanzar. Las siguientes pruebas serán del 2 al 5 de marzo, y no del 1 al 4, como estaba previsto. Ferrari ha solicitado un día más de prórroga, debido a que el 28 y el 29 de febrero estarán realizando los pertinentes 'filming days' que les permiten en la FIA. En estos días se ruedan anuncios publicitarios, y ya de paso, se prueban pequeñas soluciones sin sufrir el acoso de los comisarios y sin la presión de los objetivos.

La FIA no quiere trampas

Si la gran novedad técnica esta temporada era la ausencia de los difusores soplados, esos que le dieron esa inmensa ventaja técnica a Red Bull en el último Mundial, era obvio que los ingenieros iban a intentar encontrar un pequeño recoveco legal para mantener ese tipo de técnica. En este caso, algo tan simple como modificar el software de los mapas motor.

Concretamente, dos motoristas (Renault y Mercedes) emplearon una modificación de los mapeados para que el motores de los equipos que propulsan reciban los gases sobre la parte trasera del monoplaza, sin necesidad de un soplado extra tal y como se entendía la pasada temporada. En la práctica, esta decisión afectaba a más de media parrilla: Red Bull, Lotus, Caterham, Williams, Mercedes y McLaren.

La Federación Internacional (FIA) ya ha avisado, después de haber visitado en Montmeló a los equipos y haber sido consultados por las escuderías, que no permitirá ningún tipo de truco, y confirmó este viernes que revisará el software de las centralitas de los motores -que debe ser común a todos- antes de llegar a Australia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Ferrari, a medio gas