El niño prodigio gallego ficha por la Ferrari del motocrós

KTM ata por cinco temporadas al piloto lucense de 10 años Jorge Prado


lugo / la voz

El mundillo del motocrós es complicado para los pilotos españoles. En estos lares, se trata de un deporte minoritario, sin equipos de élite. Llegar a lo más alto se torna una odisea. No obstante, el lucense Jorge Prado se está convirtiendo en un pionero de la modalidad con poco más de diez años. KTM, la marca más poderosa del mundo, se ha fijado en él para convertirlo en uno de sus estandartes de futuro. Le ha atado por cinco temporadas. «Es una tranquilidad poder contar con este apoyo, porque nos permite desarrollar un futuro deportivo de garantías», comenta Jesús Prado, padre del deportista.

Jorge Prado deslumbra en el mundo del motor. La pasada campaña, se proclamó campeón europeo y mundial de 65 centímetros cúbicos. Y KTM, que hasta ahora solo fichaba a pilotos consagrados, echó las redes sobre la perla lucense. Desde octubre, comenzó a servirle material.

Ahora llega el turno para que Jorge Prado se empape de experiencia. «Lo mejor de la situación es poder contar con el apoyo de KTM y Red Bull, las dos firmas más potentes del panorama mundial. Estará muy bien arropado. Mucha gente se queda en el camino por la falta de recursos», expone Jesús Prado.

Estabilidad

La carrera meteórica de Jorge Prado invitó a sus padres a barajar la opción de mudarse a Holanda o Cataluña para facilitarle las cosas. Pero con el apoyo de KTM, todo será más sencillo. «Ahora solo tendrá que dedicarse a entrenar, correr y estudiar. Viajará en avión y un mecánico vendrá de Austria para ocuparse de la moto», celebra Jesús Prado. Atrás quedarán los desplazamientos en autocaravana y las ausencias de varios días al colegio.

De cara a la presente campaña, Jorge Prado abrirá varios frentes, todos ellos en 85 centímetros cúbicos. «Por edad, podía seguir dos años más en 65», matiza su padre. El Campeonato de Europa y el de España (que contará con una carrera cerca de Vigo en abril) son citas irrenunciables. Además, tomará parte en el Mundial de Bulgaria. Y, aparte de esas competiciones, debutará en la Red Bull Loretta Lynn, en Estados Unidos, la prueba por antonomasia del motocrós.

Todo ello, con miras a largo plazo. «En el equipo nos piden que no se le presione, que saboree la oportunidad y aprenda», afirma Jesús Prado. Si todo va bien, podría dar el salto a los 250 centímetros cúbicos dentro de cinco años con las Ferrari del motocrós. De momento, ya ha probado la nueva KTM de 85, la mejor montura de la parrilla.

«La escudería nos ha pedido que se familiarice con la moto y que no piense solo en ganar»

Padre y entrenador de Jorge

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El niño prodigio gallego ficha por la Ferrari del motocrós