La fórmula 1 que viene: más carreras y más campeones

Europa, con ocho de los veinte grandes premios, pierde peso


madrid / dpa

Nunca hubo más carreras y nunca hubo más campeones del mundo en una parrilla. A falta de saber si alguien puede amenazar el dominio de Sebastian Vettel, la fórmula 1 del 2012 confirma el cambio en el centro de gravedad iniciado en los últimos años: Europa decae, Asia se confirma y América renace. Por primera vez en sus 61 años de historia, habrá 20 grandes premios, desde el 18 de marzo (Australia) hasta el 25 de noviembre (Brasil).

Un calendario exigente para los bolsillos de las escuderías en tiempos de crisis gracias a la recuperación de Baréin, cancelado en el 2011 por los disturbios políticos, y el regreso de Estados Unidos después de tres años de ausencia. Además, habrá una sesión de test a mitad de campaña.

Los fabricantes europeos lamentaron perder la vitrina que supone la fórmula 1 para el mercado estadounidense, pese a que los fans del país prefieren las curvas peraltadas de la Nascar.

Ya no será Indianápolis la sede del Gran Premio, sino Austin, en el estado de Tejas, a unos 400 kilómetros de la frontera con México, «nuevo» país emergente en la fórmula 1 con la irrupción del piloto Sergio Pérez. El regreso a Estados Unidos se confirmará en el 2013 con la carrera en el circuito de Nueva Jersey con el skyline de Manhattan como telón de fondo. En el 2014 se espera la recuperación del Gran Premio de México. América es un nuevo poder emergente, mientras Europa va cayendo.

«Mi problema es que creo que Europa está acabada de todas formas. Será un buen sitio para turismo, pero para poco más. Europa es algo del pasado», dijo Bernie Ecclestone, dueño de la fórmula 1, en una reciente entrevista.

Evitar el dominio de Red Bull

Ya sea sobre el asfalto europeo, asiático, americano o australiano, la incógnita estará en saber si puede haber más emoción que en el 2011, en el que el dominio de Vettel y su Red Bull fue abrumador: 11 victorias en 19 carreras, 392 de 475 puntos posibles, más la nueva plusmarca de 15 poles.

«No veo motivo alguno para que no inicie con Red Bull una era como la de Schumacher en Ferrari del 2000 al 2004», subraya Ecclestone. Para evitarlo se han prohibido los difusores soplados. La parrilla aguarda a ver qué se le ocurre al gurú del diseño Adrian Newey para darle a Vettel la posibilidad del tercer título. El alemán es uno de los seis campeones. Además de él, continúan Michael Schumacher (Mercedes), Fernando Alonso (Ferrari) y los británicos Jenson Button y Lewis Hamilton (ambos en McLaren). Y habrá una nueva incorporación: el recuperado Kimi Raikkonen, que después de dos años de ausencia regresa con Lotus-Renault.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

La fórmula 1 que viene: más carreras y más campeones