Las fuerzas, más igualadas que nunca

Tres técnicos analizan las claves del clásico y sus consecuencias para lo que queda de Liga


redacción / la voz

Un tópico que siempre se cumple: en un clásico Madrid-Barça el resultado siempre es incierto. Sin embargo, la trayectoria de ambos equipos en los últimos meses ofrece pistas sobre cuál puede ser el devenir del encuentro. Tres entrenadores analizan para La Voz estas claves y las consecuencias del partido para lo que queda de Liga.

Javier Irureta

Un Madrid más agresivo

El equipo de Mourinho llega a esta cita en un gran momento. Los futbolistas transmiten que se sienten seguros y fuertes sobre el terreno de juego. Pero además disponen de un colchón de seis puntos que les dará aires nuevos con respecto a temporadas pasadas. Por eso, espero a un Madrid más agresivo. Que buscará al Barcelona en posiciones muy ofensivas para tratar de ahogarlo, de atascar su salida con el balón. Una de las incógnitas que tengo es saber cuánto tiempo lograrán los jugadores blancos mantener este derroche físico, porque estoy seguro de que el Barça acabará imponiendo su mayor calidad en el centro del campo y, tarde o temprano, dispondrá de la pelota. Si el marcador se mantuviese igualado iniciada ya la segunda mitad, no me extrañaría que Mourinho ordenase el repliegue para dar por bueno el empate. Dispone del crédito de seis puntos y al entrenador portugués no le tiembla el pulso a la hora de tomar este tipo de decisiones por mucho que juegue en el Bernabéu. Y es que para su supervivencia en la Liga, el Barcelona necesita más la victoria que el Madrid, porque si vence mantendrá su aliento en el cogote de su máximo rival. Pero si el Madrid gana, los de Mourinho conseguirán una renta que parece insalvable. Nueve puntos son demasiados. Para mí, la Liga estará sentenciada.

raúl caneda

Al Barça le falta fluidez

En contra de lo que se comenta, no pienso que el Madrid esté a un nivel tan alto como marcan sus números. Lo que sí creo es que el Barcelona ha aflojado algo con respecto a años anteriores. Le falta la fluidez suficiente en la delantera para que Leo Messi sea resolutivo. La pareja Villa-Pedro que funcionó a la perfección durante la temporada pasada, por una circunstancia o por otra, no ha encontrado su momento en lo que va de esta. También, es cierto, que para cualquier gran equipo, de los que han marcado una época, que han revolucionado el mundo del fútbol, como el de Guardiola, es tremendamente complicado mantener un nivel de excelencia durante más de tres años. El Barça ha fichado a nuevos jugadores para tratar de revitalizar la plantilla. Sin embargo, hasta el momento, estas incorporaciones no se han demostrado como el remedio para evitar que el equipo se espese en la zona ofensiva durante algunos partidos. Por su parte, el conjunto de Mourinho ha encontrado un punto mayor de equilibrio en la defensa con Ramos de central y ahora están más convencidos que nunca de sus posibilidades. Hacen contragolpes efectivos con regularidad. La victoria le da al Madrid una ventaja que exigirá al Barcelona un esfuerzo máximo para poder remontarla.

Martín Lasarte

Se acabaron los desequilibrios

En los últimos años, el Barcelona ha saltado al campo con ventaja en sus enfrentamientos contra el Madrid. Sin embargo, en esta ocasión, considero que ya no hay esos desequilibrios de inicio. Los dos conjuntos disponen de argumentos suficientes como para conseguir los tres puntos. Cada uno desde su manera de concebir este juego, tan válida la una como la otra. Porque en el fútbol profesional lo único que realmente importa es ganar. Tengo esa sensación diferente con respecto a otras temporadas. Todo puede pasar. El pronóstico, sea cual sea, será poco fiable. Ya en el plano individual, pienso que Cristiano Ronaldo todavía mantiene una cuenta pendiente con estas grandes citas. Así como Messi logró hacerse con partidos de esta trascendencia, a Ronaldo todavía le falta sentirse el dueño de un clásico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Las fuerzas, más igualadas que nunca