Asturias, escenario para la batalla


La Vuelta pisa Asturias. Y la montaña vecina anuncia batalla entre los grandes, que conviven apretados en la zona alta de la clasificación. Avisó Vicenzo Nibali en Pontevedra. «El Angliru será decisivo», dijo. Aunque el pelotón deberá merendarse hoy como aperitivo la etapa que arrancará en Astorga y finalizará en La Farrapona-Lagos de Somiedo después de 175,8 kilómetros.

La etapa tiene dos caras. Porque las dificultades de la jornada se concentran en la segunda parte del trazado, con el puerto de La Ventana (2.ª), el de San Lorenzo (1.ª) y La Farrapona, que será el segundo final en alto de esta Vuelta después del que se disputó en Manzaneda. La última cumbre está a 16,8 kilómetros de meta, es de categoría especial. La Farrapona empieza con un tramo de subida más bien suave que va empinándose paulatinamente. Su zona más dura comienza en el kilómetro 12 de ascensión, donde hay rampas que alcanzan un desnivel del 13 %. La cima se presta a los ataques importantes de los escaladores con aspiraciones. Es una oportunidad para que Purito Rodríguez lime su desventaja. La montaña será un gran test para el líder, Bradley Wiggins. Y Nibali ya anunció una táctica conservadora.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Asturias, escenario para la batalla