Galicia, terreno propicio para la emboscada

Pereiro advierte riesgos en la etapa que hoy concluye en Manzaneda, «un etapón»

b. Urraburu
redacción / la voz, colpisa

La Vuelta entra en Galicia y Óscar Pereiro sostiene que la noticia está ahí. En el regreso de las bicis a una comunidad castigada en esto del ciclismo: «Duele pensar que hace nada había hasta un equipo gallego y que ahora solo queda un corredor de aquí en todos los participantes de la carrera». El ganador del Tour advierte que la etapa de hoy, la que concluye en Cabeza de Manzaneda, con sus 19 kilómetros de subida, a 1.750 metros de altitud y una pendiente media del 5,9 % servirá para empezar a saldar cuentas. «Va a ser un etapón», pronostica.

El de Mos alerta de una posible emboscada desde el arranque en Verín. Un golpe de mano escondido en el libro de ruta, que a su juicio «no refleja bien la dureza del recorrido». No cree Pereiro que vaya a haber ningún ataque decisivo «porque no hay terreno para eso», pero sí «un desgaste descomunal, porque hay muchos repechos duros que ni siquiera están señalados y la altimetría no permite hacerse una idea de las dificultades a aquellos que no hayan pasado por la zona».

De Asturias saldrá decidida

El clima estará, por una vez, del lado de los corredores. «Con calor podría haber muchos que sufrieran un reventón. Pero parece que las temperaturas serán suaves, así que lo que pasará es que el recorrido dejará las piernas a puntito. No creo que haya grandes diferencias hoy mismo, más bien un desgaste decisivo de cara a las etapas de Asturias, donde es muy probable que se decida la Vuelta». El de Mos espera que sea el Katusha de Purito Rodríguez el que marque hoy un ritmo duro. «Es el que más necesita hacer daño a sus rivales», detalla.

De todos los directores que están en la carrera, el que mejor la conoce, que ha ganado en varias ocasiones con Alejandro Valverde, Abraham Olano o Perico Delgado, es el director de Movistar, Eusebio Unzúe: «Con las llegadas a La Manzaneda, Farrapona y Angliru, la Vuelta debe quedar muy definida el domingo, sin olvidarnos de la tercera semana por el norte. Las etapas de Cantabria y País Vasco tienen un nivel dificultad que puede hacer que surjan problemas. Son jornadas muy nerviosas, difíciles».

Para el técnico navarro, «hay un grupo de siete u ocho corredores de un nivel bastante parecido, sobre todo en montaña. Las diferencias más importantes se han marcado en la crono. Por su regularidad, experiencia y por haber ganado la Vuelta, el gran favorito es Nibali. Luego hay gente que no suele estar ahí, como Froome, Cobo o Kessiakoff, que son una incógnita».

Una opinión que coincide con el sentir general, ya que tampoco hay ningún escalador que pueda conseguir unas diferencias de escándalo, por lo que la lista de quienes están en la obligación de moverse es amplia: Van den Broeck, Mollema, Bruseghin, Menchov, Joaquín Rodríguez. Todo puede pasar en una carrera que a algunos empezará a hacérseles larga en Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Galicia, terreno propicio para la emboscada