Mourinho solo pide perdón a los suyosEl Madrid acusa al Barcelona de provocaciones, vejaciones e insultosEl abogado coruñés Rafael Alonso Martínez instruirá el expediente a los técnicos

amador gómez alexandre centeno MADRID / COLPISAA CORUÑA / LA VOZ

DEPORTES

24 ago 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

José Mourinho sigue sin pedir perdón a Tito Vilanova, pero seis días después de meter el dedo en el ojo del ayudante de Pep Guardiola, el técnico portugués hizo pública una carta en la que, aparte de desmentir que desee marcharse ahora del Real Madrid, quiso disculparse «ante el madridismo, y solo ante el madridismo», por su actitud en el Camp Nou al final del partido de vuelta de la Supercopa. Fiel a su estilo, sin citar nombres, Mourinho denuncia que «algunos están más adaptados» que él «a la hipocresía del fútbol, y lo hacen con la cara escondida, con la boca tapada y en lo más profundo de los túneles». «Yo no aprendo a ser hipócrita. Ni aprendo ni quiero», sentenció el técnico del Madrid.

Mourinho reaccionó a través de una misiva en la web oficial del club después de que Comité de Competición le abriese expediente por su agresión al segundo entrenador del Barça, y de que se anunciase que el portugués, según un presunto mensaje de su portavoz, Eladio Paramés, se estaba planteando abandonar el Real Madrid por no sentirse respaldado por el club. Sin que su antideportivo y reprobable gesto hacia Tito Vilanova haya encontrado en esta ocasión el apoyo público de Florentino Pérez y de su junta directiva, Mourinho no cree que deba disculparse ante el agredido que le respondió con una bofetada en la oreja, sino solamente ante los dirigentes, socios y aficionados del Real Madrid. A Florentino lo calificó Mourinho como «un presidente fantástico, con una gran inteligencia», y aseguró que a él le une «una gran amistad».

Destaca su defensa del club

También destacó el luso que su madridismo es «mucho más grande que el de algunos pseudomadridistas» e insistió en que no se despedirá del club en estos momentos, cuando destaca que su motivación es «enorme». «Solo quien no me conoce puede soñar, inventar o creer que pueda marcharme ahora del Real Madrid. Me parece que mucha gente se quedó impresionada con la calidad del fútbol demostrado por el Real Madrid en esta pretemporada, y sería para ellos una sorprendente noticia que yo abandonara el club ahora. ¡Imposible!... No me marcho. Seguro. ¡Segurísimo!», apuntó el portugués. Anteriormente, su portavoz también se encargó de desmentir que la intención de Mourinho fuese irse y denunció que alguien había utilizado su móvil antiguo para suplantar su identidad y hacer llegar a Canal Plus un falso SMS.