El Dépor, de la exigencia a la intensidad

Lotina incidía en la preparación física y Oltra, en entrenamientos más cortos y con balón


a coruña / la voz

En las últimas semanas muchas cosas cambiaron en Abegondo. Ya apenas queda nada de la manera de entender el fútbol de Lotina, quien gobernó el banquillo deportivista en los últimos cuatro años. Ahora se impone el estilo de Oltra. A punto de cumplir su primer mes de entrenamientos y con la única herramienta de la observación estas son las principales diferencias entre ambos. Una comparativa de estilos para conocer mejor el nuevo Dépor.

APOYO

El psicólogo del club, presente sobre el césped.

Con Oltra, Macario Bravo toma parte en los entrenamientos como un integrante más del cuerpo técnico. Es habitual verlo charlar con algún jugador a la entrada o la salida de las sesiones. Era conocido que Lotina trabajaba con un psicólogo particular que ponía a disposición de sus jugadores. Joaquín Dosil llegó incluso a participar en alguna charla a la plantilla en momentos puntuales de la temporada.

grupo

Los porteros participan en los mismos ejercicios que sus compañeros.

Juntos, pero no revueltos. Durante las últimas cuatro temporadas los porteros llevaron a cabo una preparación paralela a la de sus compañeros. En muchas ocasiones incluso en un campo aparte hasta que llegaba el momento de la pachanga conjunta. Desde la llegada de Oltra, Aranzubia, Lux, Marc Martínez y David Gómez comparten buena parte de la tarea con los futbolistas de campo (incluso participan en los rondos), aunque luego por turnos también trabajen en solitario a las órdenes de Sambade.

distinción

Tarea aparte para los futbolistas descartados.

Iván Pérez, Bodipo y Morel se ejercitan a diario al margen de sus compañeros. Solo se integran en el grupo para las pachangas. En alguna ocasión, como el pasado jueves, Chema Sanz dirige personalmente sus trabajos. Bajo la dirección de Lotina, los descartados completaban el mismo trabajo que sus compañeros. Así, Munúa y Aouate, tras su incidente, Rubén Castro y hasta Rindaroy cuando se quedó sin ficha se ejercitaban sin distinción alguna al lado de los demás.

clave

El balón como elemento recurrente en los ejercicios.

Los ejercicios que ordena Oltra a los deportivistas cuentan siempre con el balón como protagonista. En alguna sesión incluso han completado la carrera de calentamiento previo mientras conducían la pelota. Con Lotina la preparación física pura y dura, es decir, las carreras, los esprintes, los saltos o las flexiones se llevaban una buena parte del tiempo total de trabajo semanal.

duración

Una hora y media de intensidad máxima y de vuelta al vestuario.

La mayoría de los entrenamientos de Lotina se prolongaban hasta las dos horas y en muchos se tocaban todos los palos del fútbol: la preparación física, la técnica y la táctica. Muchos jugadores reconocían medio en broma medio en serio que llegaban a pedirles a sus entrenadores que aflojasen el ritmo. Oltra opta por el menos es más. Sus sesiones no superan nunca la hora y media de trabajo, pero a cambio exige un plus de intensidad. Los juegos con balón se llevan la palma.

descanso

Desterradas las dobles sesiones de entrenamientos.

El técnico valenciano ya lo había advertido en una de sus primeras comparecencias públicas y lo está cumpliendo: si el equipo trabaja por la mañana, descansará por la tarde, y viceversa. Más habituales durante la pretemporada, Lotina planteaba muchas semanas durante la competición en las que los jugadores se entrenaban al menos un día por la mañana y por la tarde.

protagonismo

Oltra, más actor que el observador Lotina.

El preparador de Meñaca dejaba en manos de sus ayudantes el peso fundamental de la dirección del entrenamiento. Tras impartir la charla inicial se limitaba a observar el trabajo desde primera línea. Solo se inmiscuía para corregir algún aspecto concreto a sus jugadores o cuando apartaba a un grupo para completar algún trabajo táctico específico. A Oltra se le escuchan las arengas desde la grada y se muestra puntilloso y participativo en todos los ejercicios de sus futbolistas.

preparación

Sin pruebas físicas.

A su llegada este verano, la plantilla completó un examen médico, pero no ha trascendido que llevase a cabo test físico alguno, tan habituales bajo la dirección de Lotina, que los repetía luego durante la temporada para comprobar la evolución del equipo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

El Dépor, de la exigencia a la intensidad