España, ante su difícil reto de repetir sus once medallas de Roma'09

Durante 16 días de competición el complejo acuático de esa ciudad acogerá cinco deportes: natación, waterpolo, saltos, sincronizada y, en la playa de la ciudad de Jinshan, las aguas abiertas.


El equipo español afrontará a partir de mañana los Mundiales de Natación de Shanghai 2011 con el difícil reto de repetir o superar las once medallas que ganó en Roma hace dos años, en su mejor participación en un mundial.

Durante 16 días de competición el complejo acuático de esa ciudad acogerá cinco deportes: natación, waterpolo, saltos, sincronizada y, en la playa de la ciudad de Jinshan, las aguas abiertas.

Los nadadores, los jugadores de waterpolo y los saltadores españoles lo tendrán difícil.

En julio de 2009, el equipo de sincronizada fue el pilar del éxito. La única medalla de oro llegó en la final de combo de esa disciplina, a la que se añadieron seis de plata entre el solo, dúo y equipo en la despedida de la alta competición de Gemma Mengual.

Junto a ella subieron al podio Andrea Fuentes, Ona Carbonell, Raquel Corral, Alba Cabello, Clara Basiana, Margalida Crespi, Thais Henríquez, Paula Klamburg, Gisela Morón, Irina Rodríguez y Cristina Salvador.

El medallero español se completó con la plata en la final de waterpolo, en la que los hombres que dirige Rafa Aguilar perdieron en los penaltis ante Serbia; y los tres bronces en la piscina olímpica de la capital italiana: dos de Rafa Muñoz, 50 y 100 mariposa; y uno de Aschwin Wildeboer, en los 100 espalda.

Para empezar, y a pesar de ser el campeón de Europa y tener el récord del mundo de los 50 mariposa, Muñoz no viajará a China por no haber logrado la marca mínima. Mientras el equipo masculino que compitió en Roma estuvo formado por diez nadadores, en Shanghai se ha visto reducido a dos: Wildeboer y un bracista, Melquiades Álvarez.

¿Quiere esto decir que ha bajado el nivel? La respuesta segura se sabrá el 31 de julio, pero respecto a la representación masculina parece claro que sí.

Las opciones de medalla en la natación llegarán de la mano de Wildeboer, Erika Villaecija o Mireia Belmonte.

Por su parte, el renovado equipo de sincronizada abrirá el próximo domingo la primera posibilidad de subir al podio.

El conjunto de sincronizada, que dirige Anna Tarrés, comenzará las finales el día 17 con Andrea Fuentes en el «solo» técnico que dirimirá el primer podio de este deporte y las series preliminares del dúo con Fuentes y Ona Carbonell, después de que mañana, sábado, se dispute la primera final del Mundial, la de saltos femeninos sincronizados desde el trampolín de 3 metros.

La natación sincronizada volverá a ser la principal baza española en los Mundiales de Natación dada la calidad de su equipo y el hecho de que pongan en juego siete medallas de oro.

Frente a las españolas, doble medallistas olímpicas de plata en Pekín 2008, las casi siempre superiores rusas, históricas rivales de las hispanas, las chinas y las japonesas para dilucidar siete podios entre solo, dúo, equipo y combo.

Del equipo que ganó las dos platas en la capital china sólo quedan tres nadadoras: Fuentes, Cabello y Henríquez.

El waterpolo es otro de los deportes en los que hay posibilidad de medalla y en donde subir al podio otorga una plaza en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. España viene de ser tercera en los Mundiales de Melbourne 2007 y segunda en los de Roma 2009, aunque en las últimas temporadas parece haber bajado un poco su nivel.

En cualquier caso, como ha reconocido el seleccionador el equipo masculino, Rafa Aguilar, las diferencias entre los ocho conjuntos son mínimas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

España, ante su difícil reto de repetir sus once medallas de Roma'09