Gerard Deulofeu, la nueva estrella que asoma desde la cantera de La Masía

Iván Antelo A CORUÑA / LA VOZ

DEPORTES

13 jun 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Gerard Deulofeu Lázaro (Riudarenes, Gerona, 1994). El nuevo crac que mana de la inagotable fuente de talentos llamada La Masía. Un extremo a la vieja usanza, de los que ya no hay, con una velocidad endiablada y un regate en el uno para uno prácticamente incomparable. Un bomba de jugador que no a muy tardar estallará en el primer equipo del Barcelona.

Ayer era un día para ver fútbol en las instalaciones del Deportivo en Abegondo. Se jugaba la semifinal de la Copa del Rey juvenil, y el Barça se medía a los coruñeses con una plaza en la final en juego. La grada y los alrededores del campo se poblaron de gente hambrienta de fútbol. Había ganas de ver a las perlas del Dépor que se acababan de cargar al todopoderoso Real Madrid, pero también de contemplar a una cantera azulgrana de la que se oía hablar maravillas. Llegaban ecos del talento de Rafinha (hijo del ex céltico Mazinho), y la afición estaba expectante por ver buen fútbol.

Y en esas estaban hasta que un chico rubito que roza el 1,80 de altura, con el once a la espalda, empezó a llamar la atención por sus eléctricos movimientos. «¿Ese, el once, es algún familiar, hijo, o algo de Johan Cruyff?», preguntaba en la grada uno de los seguidores más veteranos, que sin duda vio jugar en su día al crac de la Naranja Mecánica. «Es que tiene una planta parecida y se mueve como él», se reafirmaba en su duda.