Ecclestone opta por no competir en Bahréin


Bernie Ecclestone, el «hombre fuerte» de la Fórmula 1, hizo sentir todo su poder al dar por hecho que Bahréin no será sede este año de un Gran Premio, pese a que la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) aprobó la semana pasada la celebración de una carrera en el país del Golfo Pérsico.

«Espero que podamos regresar en el futuro, pero por supuesto que no habrá (Gran Premio en Bahréin)», dijo Ecclestone durante una entrevista con la BBC. «El calendario no puede ser reformulado sin el acuerdo de los participantes, esos son los hechos», añadió Ecclestone, que devolvió al recuerdo el artículo 66 del código deportivo de la FIA, que exige el acuerdo de todos los competidores para hacer modificaciones al calendario.

La organización pro-democracia Avaaz rechazó vehementemente el informe del enviado de la FIA. «Son grandes noticias, una victoria para los valientes activistas en Bahréin», dijo el jefe de Avaaz, Alex Wilks, tras conocer las declaraciones de Ecclestone.

La celebración o no de una carrera en Bahréin se convirtió en los últimos días en un tema para la polémica en la Fórmula 1, y Ecclestone está siendo el líder de aquellos que se oponen a la decisión tomada el viernes por la FIA en Barcelona. El ente rector del automovilismo mundial decidió reprogramar la carrera en el Golfo Pérsico para el 30 de octubre. Ecclestone llamó a los equipos a que protesten contra la decisión del consejo mundial de la FIA y pidió una nueva votación, según aseguró el martes el diario Daily Telegraph.

«Lo mejor es que retrasemos Bahréin al final de temporada, si es seguro y está en orden, entonces vamos. Si no, entonces no vamos y no hay problemas», dijo Ecclestone en una carta dirigida a los equipos. «Podemos cambiar la fecha del 30 de octubre, si es necesario, con una votación por fax. Es posible hacerlo muy rápido», añadió el empresario de 80 años.

El consejo mundial, del que forma parte Ecclestone, decidió el viernes la nueva fecha para el Gran Premio de Bahréin, que fue cancelado en febrero por los sangrientos disturbios políticos en el país árabe. Pilotos destacados como el alemán Sebastian Vettel, el australiano Mark Webber o el brasileño Rubens Barrichello expresaron grandes dudas. El ex jefe de la FIA Max Mosley acusó a los dirigentes de falta de moral, mientras que el ministro de Deportes británico, Hugh Robertson, advirtió a la Fórmula 1 de un «desastre».

La asociación de equipos FOTA señaló antes del Gran Premio de Canadá de esta semana la necesidad de un diálogo urgente. El presidente de la FIFA, Jean Todt, defendió la decisión del organismo. «(Un enviado) encontró la situación estable y tranquila, por eso estuvimos todos de acuerdo», aseguró el francés el martes a la BBC. «La decisión refleja el espíritu de reconciliación en Bahréin».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Ecclestone opta por no competir en Bahréin