Ecclestone propone retrasar el Gran Premio de Baréin hasta final de año

Después de varias decisiones, la primera carrera de la temporada había quedado fijada para el 30 de Octubre


El Gran Premio de Baréin, que iba a inaugurar la temporada de Fórmula 1 en el mes de Marzo y fue cancelado por la revolución contra el régimen del país, sigue teniendo un futuro incierto. Bernie Ecclestone, presidente y director de la Fórmula 1, ha llamado hoy en una carta a los equipos a que protesten contra la decisión del consejo de la FIA, acordada el pasado viernes, de fijar el Gran Premio para el 30 de Octubre.

Después de duras críticas a esta reprogramación, en su carta insiste: «Lo mejor es que retrasemos Bahréin al final de temporada, si es seguro y está en orden, entonces vamos. Si no, entonces no vamos y no hay problemas». Con el consejo de la FIA tan reciente, la pasada semana, propone un método para este cambio mucho más agil: «Podemos cambiar la fecha del 30 de octubre, si es necesario, con una votación por fax. Es posible hacerlo muy rápido».

En febrero, en el momento de la primera suspensión, Ecclestone perdonó a la familia real de Baréin al menos 30 millones de euros por la cancelación de la carrera. En aquel momento decllaró:. «Quiero ser leal al rey porque hace todo lo que puede para arreglar las cosas con su gente». También dijo entonces que solo tendrían que pagar si la carrera se reubicaba a final de temporada.

El anterior jefe de la FIA Max Mosley también había criticado duramente la celebración de este gran premio, por otros motivos, en su columna del Sunday Telegraph "Con esta decisión, la Fórmula 1 se convierte en cómplice de lo que ha pasado, se convierte en uno de los instrumentos de represión del Gobierno de Baréin. Es un error que no se olvidará y que, si no se rectifica, tendrá un alto coste para la Fórmula 1". Hace referencia así a la dura represión del régimen de Baréin a las protestas democratizadoras que tuvieron lugar a principios de este año, en la ola democratizadora del mundo árabe. Afirma más rotundamente: "Si yo estuviera al frente de la FIA, esta carrera se celebraría sólo por encima de mi cadáver". Cabe recordar que a Mosley, en el año 2008, la casa real de Baréin le había prohibido la asistencia al gran premio, estando aún en su cargo de la FIA, por el escándalo de su participación en una orgía sadomasoquista con parafernalia nazi.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Ecclestone propone retrasar el Gran Premio de Baréin hasta final de año