La AFE amenaza con otra huelga

Anuncia que no comenzará la próxima Liga si los futbolistas no obtienen garantías de cobro


madrid / colpisa

El equilibrio en el fútbol se ha convertido en una quimera. Solo un día después de que la jueza Purificación Pujol abortase el cierre patronal anunciado por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) para el próximo fin de semana, ya se atisba otra huelga en el horizonte. Según puso de relieve el presidente de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), Luis Rubiales, el arranque del próximo curso corre serio peligro si los clubes no saldan sus deudas con los jugadores.

Rubiales hizo un llamamiento «desesperado» a todas las instituciones para que analicen la gravísima situación económica de buena parte de los clubes y advirtió de que, en caso de continuar así, alberga «dudas de que pueda empezar la próxima temporada». «Es casi un SOS a todas las instituciones, a la Liga, la federación, a nosotros mismos, Gobierno y partidos políticos. O arreglamos esto o no sé si se podrá continuar», sentenció. El presidente del sindicato considera harto difícil poderles decir a más de 200 futbolistas con problemas que no cobren pero sigan jugando.

Una deuda de 250 millones

Según fuentes próximas al sindicato, las deudas de los clubes profesionales ascienden a unos 250 millones de euros. Además, tal y como avanzó Punto Radio en la noche del miércoles, solo cinco de los 42 clubes profesionales están al corriente de pago con los jugadores. Real Madrid, Barcelona y Getafe, en Primera, aunque el Villarreal también está en camino, y Numancia y Huesca, en la Liga Adelante. Una «situación límite» que exige dejar de poner «paños calientes» y «atajar el problema de raíz, poniendo una base sólida. Los futbolistas no estamos dispuestos a montar un follón cada seis meses. Esto hay que arreglarlo como personas y ahora es el momento idóneo si no queremos que el fútbol acabe en un caos».

Rubiales «tiende la mano» y confía en que sean capaces entre todos de hallar una solución y dejar de lado «los complejos de que somos latinos, somos así y es nuestra cultura». Los futbolistas piden menos improvisación y más seriedad. «Si queremos ser la mejor Liga, vamos a serlo. No es una amenaza. Tenemos tiempo para arreglarlo pero, si luego ocurre algo, nadie podrá decir que no hubo paciencia».

Puestos a buscar algún remedio, la AFE reclama que el Gobierno consiga algunas «garantías» de los clubes. «No puede ser que haya una generación de dinero grandísima en el fútbol y lo primero que no esté garantizada es la competición». En esta línea, insistió en que no se puede consentir que haya capacidad de ingresar cash y a los jugadores no se les respeten los contratos firmados. «No es moral ni ético que la gran cantidad de dinero que llega al fútbol no se reparta entre los jugadores».

En esta línea, el propio secretario de Estado para el Deporte saliente, Jaime Lissavetzky, reclamó ayer al mundo del fútbol que sea capaz de arreglar sus asuntos sin tener necesidad de que vuelvan a intervenir los tribunales.

«No es moral ni ético que la gran cantidad de dinero que llega al fútbol no se reparta entre los jugadores»

«Tenemos tiempo para arreglarlo, pero, si luego ocurre algo, nadie podrá decir que no hubo paciencia»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La AFE amenaza con otra huelga