Medallas para Villaécija, Belmonte y Wildeboer

España vive un día histórico con un oro, una plata y un bronce


madrid/efe.

Erika Villaécija, Mireia Belmonte y Aschwin Wildeboer lograron ayer en Dubái, en los Mundiales de piscina corta, un hito en la historia de la natación española con tres medallas en una tarde y, sobre todo, un doblete en los 800 metros libres, en los que las dos nadadoras coparon las dos primeras posiciones del podio.

Villaécija aumentó su extraordinario palmarés, el mejor del equipo español en los últimos diez años: doble campeona de Europa en el 2004 en piscina de 50 metros en el 800 y el 4x200 libres, y quinta en la final olímpica de Atenas. Ayer dominó la final de los 800 libres por delante de Belmonte para lograr su primer oro mundial. La estadounidense Kate Ziegler ganó la medalla de bronce. Belmonte, bicampeona el miércoles en los 200 mariposa y los 400 estilos, remontó desde la sexta posición con una extraordinaria fuerza, que la llevó a discutirle el triunfo a su compatriota en el último largo.

«Este oro es algo muy grande. He tenido una temporada difícil y estaba agobiada», indicó Villaécija. «Incluso en Palma, hace unos días, no tuve buenas sensaciones. Pero he trabajado mucho para que llegara una día como este», añadió. «En cuanto a la final, Lotte Friis ha salido muy fuerte, pero me he mantenido ahí desde el principio. Sabía que tenía una gran oportunidad y me he encontrado bien en todo momento de la prueba», apuntó. «Respecto a Mireia, lo cierto es que no me he percatado de su remontada, ella iba por la otra parte exterior y al tocar y ver en pantalla a las dos ahí arriba, ha sido fantástico. Estoy muy emocionada», explicó.

Entre la plata y el bronce

Por su parte, Wildeboer vivió una extraña situación. El francés Camille Lacourt, descalificado inicialmente, fue rehabilitado en la final de los 100 metros espalda, por lo que el español fue desplazado una posición y finalmente se colgó la medalla de bronce. El ganador fue el ruso Stanislav Donets.

En cuanto a otros españoles destacados en la competición, Merche Peris quedó séptima en los 100 espalda y, aunque estuvo lejos de las medallas, batió el récord de España con un tiempo de 57,87, por el 56,08 de la medallista de oro, la estadounidense Natalie Coughlin, que con su tiempo además consiguió rebajar la mejor marca de los Campeonatos del Mundo. Ryan Lochte batió el primer récord del mundo individual desde que se prohibieron los bañadores de nueva generación, que estaban fabricados con derivados del plástico, y lo hizo en la final de la prueba de los 400 estilos, con una marca de 3.55,50.

El equipo de Rusia hizo lo mismo en el relevo 4x200 libre con Nikita Lobintsev, Danila Izotov, Evgeny Lagunov y Alexánder Sukhorukov para mejorar el tiempo que había marcado Canadá (6.51,05), el 7 de agosto del 2007 en Leeds.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Medallas para Villaécija, Belmonte y Wildeboer